Pensamientos de una optimista realista perdida…

brotehor

Hoy en día hay que ser optimista. En el mercado de libros de autoayuda, el coaching personal, cursos de éxito profesional o particular – por todos lados – se lanza mensajes como: sólo eres fuerte, hay que ser positivo, tiempo para el individuo, escucha a tu corazón, el individuo en el centro, nada es imposible, tu puedes, piensa en ti, etc. Son pensamientos que a mucha gente les viene bien oír en una situación o un momento concreto de su vida pero yo me pregunto:

A nivel personal; ¿quién está más preparado para la vida – en general o la del día a día – el optimista o el pesimista…   …realista?

A nivel social; ¿no arriesgamos crear una sociedad tremendamente egoísta con esta educación?

7 pensamientos en “Pensamientos de una optimista realista perdida…

  1. Creo que el realista es un intermedio entre ambos y puede ser el tipo de persona más preparado para recibir lo que venga.
    Ser optimista o pesimista e incluso realista no es algo que se pueda enseñar, es lo que eres y difícilmente se puede cambiar, bajo mi opinión.
    En un momento dado de tu vida puede que a alguien le sirvan esos libros de autoayuda, coaching, etc.. A mi no me sirven. De hecho me deprimen.
    Reconozco que a muchas personas les vienen fenomenal y por ello creo que son positivos.

  2. Yo creo que somos un poco de todo, a veces pesimistas, otras realistas, muchas veces idealistas y en ocasiones optimistas. Lo cierto es que cada uno de nosotros recibe duros golpes en la vida, que caemos y tenemos que levantarnos. Da igual la formula, o como lo llames, pero necesitas ese empujon para continuar.

  3. Desgraciadamente hoy en día el ser realista es igual a ser pesimista. Pero nunca pierdas ese pequeño rayo de esperanza que te dará el optimismo. Nunca lo pierdas ya que es un soplo de aire fresco en un mundo que esta desapareciendo y ese soplo solo te ayudara a luchar por un mundo más justo. Un saludo. Bruno.

  4. Qué gran reflexión… Me ronda hace ya mucho. Fui muy pesimista durante mucho tiempo, y pasé al otro polo: optimismo negador de la realidad o compensador de la misma… Ahora entiendo eso de qué es el positivismo más allá de lo que lo “juzgaba”…
    Sentir la Vida como una Escuela, sentir cómo te aprisiona el dolor “autocreado-inflingido”, como lo llama Eckart Tolle, en esos días y te arrolla… Y tras la tempestad poder alzar la mirada, mirar atrás, sacudirnos y decir: vaya viajazo!! qué aprendí con esto? qué aprendemos Todos de esto??
    Desde luego que el positivismo desde donde lo viví, sin atravesar el dolor y sin experimentar esa idea negativa (PNL) que queremos combatir con esa nueva idea positiva, para mí no es Positivismo, sino Necesidad de Huir de la Realidad hacia una Fantasía… Y aquí veo en muchos libros y talleres de este tipo que se les escapa esto…
    Gracias por volcar aquí este post y que me resuene tanto ahora… ❤

  5. Lo curioso de los libros de auto-ayuda o superación personal es que nada de lo que aconsejan se debe aplicar fuera de tu mente, ni tampoco de una manera literal. Yo los interpreto como fábulas, refranes, anécdotas que sirven para ampliar tu mente, darte cuenta de que otras formas de enfrentar el mundo son posibles, pero nunca como reglas absolutas.

    En general se enfocan a cosas demasiado particulares como para que puedan aplicarse a cosas globales como la educación… creo que deben considerarse como meros “trucos” o “hacks” momentaneos para saltar un bache pero nunca como una fuente de educación pues se basan muy poco en algo científico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s