A 3,5 cm de la Muerte

vida 084

Ayer yendo en coche con Oliver y Simon por la M-40 con bastante tráfico, dentro de uno de los túneles había dos coches parados y abandonados en el medio del carril izquierdo con las luces apagadas y sin triangulo puesto. Los conductores habían salido y estaban pegados a la pared de pié hablando a unos cuantos metros. Cuando los vi ya estaba prácticamente encima y esquivé los coches a pocos centímetros y de milagro echándome a la derecha sin saber si el coche que tenía a mi lado le iba a dar tiempo a reaccionar o no…

Tuve suerte o, tal vez, fueron los angelitos de mis hijos.

Primero solo sentía rabia – un odio tan intenso hacía las personas que son capaces, sin pensar supongo, de jugar con la vida de los demás.

Ahora mismo siento amor tan intenso hacía la suerte, el destino, los ángeles de la guarda, la casualidad o lo que sea… La vida.  Hoy me cunde el día.

11 pensamientos en “A 3,5 cm de la Muerte

  1. Que susto me has dado, como siento tu experiencia cariño.
    Es horrible pensar que solo en segundos tu vida puede cambiar.
    Hay que vivir el momento, el segundo, como siempre nos dices Anna.
    Estoy feliz de que no haya ocurrido nada grave.

  2. Me alegra la suerte que habéis tenido, pero tened cuidado te lo dice una persona que todos los días tiene algún susto por desgracia tengo que ganarme la vida jugandomela en la carretera.

  3. Caprichoso y malvado el destino , hace de esta vida una montaña rusa , en la que un día hace que se experimente la felicidad , y otro la tristeza de la tragedia . FBBJL*35

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s