Regálales a tus hijos tiempo para ser Creativos

 

Creativo1

Ser creativo es mucho más que pintar y hacer manualidades – yo creo que es, sobre todo, buscar y encontrar soluciones. Soluciones en la vida en general; en la casa, en el trabajo, en relaciones,… Soluciones a rotos, a ocupación, a necesidades materiales, a organización, a soledad,…

La creatividad ayuda a siempre ver una puerta abierta.

La manera de regalar la virtud de la creatividad a nuestros hijos es justo lo contrario a los mil y un juguetes terminados y de la constante compañía y eterna actividad.

Darles herramientas para crear puede ser por ejemplo clavos martillo, plastelina, palos, piedras,… pero sobre todo tiempo.

Hoy en día está tan de moda el “slow life” para los adultos pero – ¿y para los niños?

Regálales tiempo para “aburrirse” – para estar a solas. Regálales tiempo para necesitar crear.

Regálales tiempo para aprender a disfrutar de crear – de ser creativos – de encontrarse las puertas abiertas.

“Todo el tiempo del mundo”

Rosa2 logo

significa, para mi, toda mi vida.

Ni más ni menos – mi eternidad –  es una dimensión que entiendo y que soporto.

No sé si viviré cincuenta años más o diez pero tengo

todo el tiempo del mundo” para vivir mi vida.

Regálales Ilusión

Llave castillo

Reflexión en tiempos de Navidad y meta en mi vida:

Enseñar a los niños, desde el primer día, el valor de las pequeñas cosas y la importancia de los pequeños detalles y el placer de dar tanto como el de recibir…

Hoy en día supone un esfuerzo por dar calidad en vez de cantidad pero pienso que valdrá la pena. Tenemos una oportunidad para dar a nuestros hijos un regalo infinitamente valioso que disfrutarán el resto de su vida – La Ilusión.

Dulce Diciembre

Fuego1Diciembre

A pesar de ser probablemente la sueca más friolera del mundo, diciembre es mi mes.

Con un tronco de encina dando calor en la chimenea, velas encendidas y los calcetines gordos de lana puestos bebo una taza de té calentito con miel y canela mientras anoto rimas para los regalos que tengo escondidos en el fondo de mi armario.

Me lleno de recuerdos de mi vida y de vidas anteriores a través de las tradiciones. Hecho mucho y muchos de menos pero intento llenar ese vacío con los pequeños detalles que, de alguna manera, mantienen presentes los detalles y las personas que no están pero deberían estar conmigo. Deseo traspasar esta sensación calurosa y, de cierto modo, mágica a mis hijos… este diciembre y siempre…

¿Qué es la vida humana?

¿Proceso o Proyecto?

¿Una vida forma parte de la vida sin principio ni fin… o una vida empieza y acaba y… se acabó?

No hay, ni habrá jamás, respuesta – cada persona puede elegir como quiere ver su vida para darla la importancia satisfactoria… Cada uno de nosotros tenemos la libertad y el derecho de decidir como medir nuestra existencia en esta tierra heredada de nuestros padres o prestada por nuestros hijos y nietos…

A pesar de nunca llegar a una conclusión científica creo que vale la pena pensar en esta pregunta de vez en cuando – te da perspectiva, te regala espacio.

kyrkogard