“Trata a los demás como tu quieres que te traten a ti.”

Margarita

– otro decir de mi difunta abuela…

y la diferencia, con solo un pequeño gesto, es asombroso!

Si el primer contacto con una persona desconocida la inicias con una amplia sonrisa y una mirada a los ojos tienes todas las posibilidades de pasar el día entre sonrisas.

Por desgracia hay personas que son demasiado infelices para percibir e interiorizar una sonrisa de otra persona… pero en vez de sentirte ofendido o incomprendido por un trato injusto piensa en que, a lo mejor, has podido dejar una huella que ilumina su corazón por la noche…

Conscientemente he utilizado una sonrisa – para mi casi exagerada – al entrar en sitios donde sé que lo que voy a pedir es algo espacial, un poco fuera de lo habitual, exigiendo un poco más de atención o trabajo (ahora mismo tengo en mente la imprenta) y además me he mentalizado en la puerta para intentar a transmitir esa energía positiva a través de mi mirada y postura corporal que hará la diferencia entre un resoplo profundo negando con la cabeza y un interés por hacer algo nuevo y distinto que puede hacer este día tan interesante.

La verdad es que si te rodeas de sonrisas te sientes más feliz – ¡eres más feliz!

Mindfulness (10) – activando los 5 sentidos

Mind olfato

El olfato es un sentido muy poderos pero lo utilizamos poco. A menudo catalogamos en olor simplemente como “bueno” o “malo”.

Yo percibo mucho los olores pero muy pocas veces intento describirlos o analizarlos. A menudo reconozco olores pero no sé que es y me cuesta identificarlos por falta de costumbre. Se puede hacer ejercicios para entrenar este sentido:

Empieza por buscar distintos olores en tu casa: cebolla, jabón, lana,… y descríbelos intentando encontrar variedad de adjetivos. El siguiente paso es intentar percibir 3 olores distintos que hay en tu entorno e identificarlos.

Sabíais que existe una pequeña sección del brazo corto del cromosoma seis del gen humano que nos ayuda a encontrar nuestra media naranja usando nada más que la nariz. Las personas compatibles encuentran la otra mitad genética óptima “oliendo la atracción” entre sí – la química del amor.

Mindfulness (9) – activando nuestros sentidos

silencio

El oído – Estamos constantemente estimulados por una impresionante cantidad de sonidos – los oímos pero ¿los escuchamos?

Focaliza tu atención un momento a todos los ruidos que hay a tu alrededor e identifícalos… Seguramente hay más de lo que pensabas.

Yo siempre digo: “Yo nunca pongo música o radio por las mañanas en casa porque necesito el silencio.” – pero ahora que me fijo mi silencio está lleno de ruidos.