Un cisne blanco

barco azul

Me contaron una historia:

Conoció de pequeña a un cazador que vivía en el archipiélago del este de Suecia. Una tarde a finales de mayo estaba sentado en la escalera de su casa con su rifle en la mano como de costumbre. Pasaron dos cisnes volando y seguramente le parecieron unos animales bonitos pero demasiado ruidosos y además quería ver si sería fácil matar a un pájaro tan grande… y si, fue fácil…

Ese verano, al cazador, le costó muchísimo conciliar el sueño por las noches. Daba vueltas entre las sábanas, en su habitación, en la cocina – se quedó delante de la ventana mirando el oscurecer eterno de la noche de verano del norte.

Todas las tardes volaba un cisne solitario sobre la finca del archipiélago buscando y llamando a su compañero de vida…

Los cisnes blancos viven y conviven juntos en pareja desde los tres años hasta la muerte, aproximadamente 20 años más tarde – si hay suerte… y si no sobrevuelan la casa de un hombre con rifle.