“Ningún niño debería tener que…

… creer que el mundo está a punto de hundirse. Es nuestra responsabilidad mostrar lo contrario. Es nuestra responsabilidad mantener encendida la llama.”

Reflexión de Daniel Mendozaninos en cesped

Es nuestra responsabilidad no contaminar las pequeñas personas a nuestro alrededor con pensamientos catastróficos pero, a la vez, darles sabiduría para cuidar nuestra sociedad y nuestro planeta. Es nuestro deber fomentar el sentido de la responsabilidad y hacerles ver la importancia en cada acción – por pequeño que sea – para que no se paralicen por el sentimiento de impotencia. Es nuestra responsabilidad darles vista global pero con la mirada en su mundo directo. Es nuestra responsabilidad, como padres y adultos, que sigan viviendo con ganas e ilusión, pensando que siempre pueden confiar en lo bueno.

Reflexión mía…

… y la vuestra?

 

Por fin…

… empiezo a confiar en que la primavera se ha llenado de sol y calor hasta que toca al verano hacer su entrada.

Disfruto de cada momento:

El de la temprana hora con su aire fresco, el rocío y su luz nítida.

El de medio día con las puertas de casa abiertas de par en par y las voces de los niños como eco por cada rincón del jardín.

El de después del atardecer con su calma llena de sonidos de noche y reflexión – un día mas…

Un día mas rica…

flor pasklilja

Referente a lo que escribí ayer…

mano41

… quiero contar algo que me pasó la semana pasada:

Estuve en la embajada sueca para renovar mi pasaporte y aproveché para preguntar sobre los requisitos para que mis hijos puedan mantener su nacionalidad sueca en un futuro adulo. Me contaron que cuando tengan 18 a 21 años se hará un estudio sobre su relación con el país; si saben el idioma, si tienen familia allí, si han viajado frecuentemente a Suecia,… Entonces yo les pregunté si debía guardar ya billetes de avión para, en su día, poder comprobar que efectivamente han estado allí todos los años. Me miraron casi ofendidos… o sorprendidos: “No, lo único que necesitamos es tu palabra.”

Me sentí realmente estupida – como si diera por echo que iban a desconfiar, dudar de mi, aceptando que el mundo es así, aceptando que la palabra no vale… y lo tenía tan interiorizado que no me pareció rara mi pregunta…

Sin duda una rana en una cacerola con agua inicialmente fría… Quiero poder confiar.