Día blanco y negro

… por dentro y por fuera en total armonía:

Silencio, espera, sin color, sin contrastes, paz, suspiro,…

… y cuando salgo de casa por la mañana descubro que el día es justo así. Somos uno.

Segundo Adviento

Adviento2

Esta semana pensaré un poco extra en la COMPRENSION. Si aceptáramos con más facilidad la diferencia – la autenticidad – de cada persona que de alguna forma cruza nuestro camino descubriríamos que el mundo es muchísimo más amable de lo que pueda parecer.