Llena de Silencio

Förgätmigej

Algo me sorprendió por la mañana – algo me decepcionó… y a falta de fuerzas para intentar a ser comprendida me callé y me aferré a mi silencio…

A lo largo del día tuve la sensación de que, en vez de dejarme un vacío, el silencio me llenaba.

El silencio me permitió llenar ese espacio,que normalmente está ocupado por sonido o ruido con pensamientos largos, sentimientos con reflexión – observación – y en el momento que abro “mi puerta” otra vez es con una sensibilidad recuperada.

Una nueva presencia.

…volví…

DSC_1536

Después de un tiempo rumbo al sol con los vientos de guía ya he vuelto a casa y, poco a poco, encuentro la rutina…aún que cuesta…

Esta semana, a parte de trabajar actualizando esta “ventana” que da a mi taller y mi estudio donde también quiero compartir pequeños momentos de mi día a día, he terminado los encargos que tenía pendientes en el taller (tres colgantes y un anillo) – agradezco mucho la paciencia que han mostrado mis clientes este mes de vacaciones. Mañana salen todos los envíos hacía nuevos horizontes y corazones…

 

Mindfulness 15

Presente – día a día

primavera knopp

Un pequeño truco para que no tengas la sensación de no vivir cada día de tu vida:

Busca pequeños cambios – son más fáciles de encontrar es en la naturaleza…  Nada es estático así que, por muy pequeños que sean – buenos o malos, bonitos o feos – siempre existen.

¡Encuéntralos y vívelos! 

Minfulness presente en el día a día

Casa 021      (14) Mindfulness – la Plena Conciencia: Vivir el Momento

Es algo tan sencillo y tan simple pero muchas veces y en muchas épocas de nuestra vida brilla con su ausencia en nuestro día a día. Eso da paso al estrés, el agobio y el estancamiento en pensamientos o hábitos.

Para volver al camino de Estar Presente en el Momento no hace falta ni mucho tiempo ni un cojín de meditación – simplemente respirar conscientemente…

Respira tras veces al despertarte por la mañana conscientemente. Piensa simplemente en respirar sin mas y guarda alguna sensación de ese momento.

Cuando estas en la ducha respira tres veces conscientemente y guarda alguna sensación – agua, sonido, olor…

Cuando abres la puerta de tu casa y te encuentras con el aire de temperatura y densidad distinta respira tres veces conscientemente y siente.

Cuando quieres decir algo a alguien…

Cuando vas a dar el primer bocado a la comida que huele tan bien…

Regálate esos pequeños momentos/instantes/segundos a ti mismo y notarás un cambio – una nueva senación de bienestar.

Un pequeño detalle que hace diferencia.