Dulce Diciembre

Fuego1Diciembre

A pesar de ser probablemente la sueca más friolera del mundo, diciembre es mi mes.

Con un tronco de encina dando calor en la chimenea, velas encendidas y los calcetines gordos de lana puestos bebo una taza de té calentito con miel y canela mientras anoto rimas para los regalos que tengo escondidos en el fondo de mi armario.

Me lleno de recuerdos de mi vida y de vidas anteriores a través de las tradiciones. Hecho mucho y muchos de menos pero intento llenar ese vacío con los pequeños detalles que, de alguna manera, mantienen presentes los detalles y las personas que no están pero deberían estar conmigo. Deseo traspasar esta sensación calurosa y, de cierto modo, mágica a mis hijos… este diciembre y siempre…

Diciembre con color a frío

Dic1

El color del frío baña el paisaje de la mañana y los contornos se vuelven nítidos. Un intenso tono azul plomo marca el horizonte y los pantones del invierno se profundizan. Aire limpio – cristalino.

Sale un sutil y claro vaho de mi boca y siento que necesito mis calcetines de lana de modelo “abuela-del-norte-de-Suecia” y leña de encina para la chimenea.