SOLO HAY QUE MIRAR PARA VER

DSC_0137

Soy un “cazaimágenes”.

Me paso el día buscando imágenes; móviles, estáticas, con sonido, con olor,… Observo el equilibrio el color, la composición, la luz, el contraste, el calor…

Las instantáneas que encuentro me ayudan a estar presente en el momento. Me concentro en el aquí y ahora intentando grabar lo visible y lo invisible para guardarlo en mí y, aunque son imposibles de compartir, creo que llegan a formar parte de mi ser y se reflejan a mi alrededor si las llevo conmigo en forma de tranquilidad.

Me cuesta un poco explicarlo pero esta forma de estar me da paz en el ser

Ser “cazaimágenes” me hace sentir más viva.

Me enriquece.

 

Ponte en forma corriendo hacía atrás

Si corremos hacía atrás quemamos el doble de calorías, mejoramos el equilibrio y nos recuperamos de ciertas lesiones comunes entre los que hacen footing porque se golpea más suave el suelo que si corremos de frente.

Además el cambiar los esquemas de movimientos es un buen ejercicio para la cabeza; la coordinación y la concentración…

…y seguro que es muy divertido – incluso para el que mira!

Qi me cambió la vida

j 013

La sensación es que siempre he tenido migrañas pero me acuerdo perfectamente el primer ataque que tuve. Fue a los 13 años y había pasado la mañana en la cuadra de caballos de una vecina. Me empezó a doler la cabeza terriblemente pero lo que mas recuerdo es la distorsión de la vista – estaba segura que había visto un canguro en el prado – pero peor aún; en ese momento ni me chocaba que había un animal australiano comiendo hierba en una praderita en el sur de Suecia (!). Cuando llegué a casa mi madre pensó que me había caído del caballo dando me un golpe en la cabeza…

Desde entonces la migraña ha sido un constante presente en mi vida hasta hace un año.

Llegué a tener 3 – 4 ataques a la semana. Empecé tomando Imigran en comprimidos e inyecciones y pasando por distintos medicamentos acabé tomando Almogran, que me hizo buen efecto al principio y si lo tomaba a tiempo pero los efectos secundarios eran importantes: fatiga, taquicardia, me costaba respirar e incluso me provocaba más dolor de cabeza. Por supuesto esto afectaba mi vida mucho en todos los aspectos; social, laboral y …la felicidad.

Bueno, para hacer una historia larga corta: Un día (hace un año aproximadamente) un gran amigo me dio el contacto de “Qi – Espacio en Equilibrio” que es un Centro de Técnicas Holísticas: acupuntura, fitoterápia, kinesiología y mucho más (ver el link en “Sitios de Interés” a la derecha) y empecé a ver las cosas, en general, con otra luz.

Todos los médico que me habían visto hasta entonces por el tema del dolor de cabeza habían intentado poner remedio al síntoma pero en “Qi” buscaron, encontraron y trataron la causa y… mi vida cambió…

¡¡¡Ahora sí que es bella!!!