el mayor regalo

Yo crecí en el campo con muy pocos niños a mi alrededor. Pasaba el día (bastante) sola en el medio de la (casi) nada pero no recuerdo sentirme sola jamás – no recuerdo sentirme aburrida nunca…

Verntana1

Pasaba el día en mi cuarto dibujando, cortando, pegando,… o en el taller de mi padre serrando, clavando, pintando,… o el bosque cavando, construyendo, descubriendo,…

Mi creatividad no veía obstáculos.

Mi imaginación no tenía límites.

El mayor regalo que me hayan podido dar jamás, consciente o inconscientemente, fueron esos años en mi infancia en los que el tiempo y el espacio era mío – esos años me dieron herramientas que siempre llevo conmigo…

Llena de Silencio

Förgätmigej

Algo me sorprendió por la mañana – algo me decepcionó… y a falta de fuerzas para intentar a ser comprendida me callé y me aferré a mi silencio…

A lo largo del día tuve la sensación de que, en vez de dejarme un vacío, el silencio me llenaba.

El silencio me permitió llenar ese espacio,que normalmente está ocupado por sonido o ruido con pensamientos largos, sentimientos con reflexión – observación – y en el momento que abro “mi puerta” otra vez es con una sensibilidad recuperada.

Una nueva presencia.

¿Qué es la vida humana?

¿Proceso o Proyecto?

¿Una vida forma parte de la vida sin principio ni fin… o una vida empieza y acaba y… se acabó?

No hay, ni habrá jamás, respuesta – cada persona puede elegir como quiere ver su vida para darla la importancia satisfactoria… Cada uno de nosotros tenemos la libertad y el derecho de decidir como medir nuestra existencia en esta tierra heredada de nuestros padres o prestada por nuestros hijos y nietos…

A pesar de nunca llegar a una conclusión científica creo que vale la pena pensar en esta pregunta de vez en cuando – te da perspectiva, te regala espacio.

kyrkogard

Pequeños detalles…

  … , temporales y persistentes. En ellos dejo descansar mis ojos de vez en cuando para recordar que vivo mi vida. Me rodeo con esos detalles para siempre tener esos espacios, por pequeños que sean, donde habita mi luz y mi paz…

rincón1  rincón2  Rincón3 

 

Creatividad Solidaria: Pop Up – “LE PAPILLON”

Quiero compartir con todos – e invitaros a – un proyecto verdaderamente precioso:

Bea y Andrea, se dieron cuenta de la cantidad de personas que hay en su alrededor pasándolo muy mal a raíz de la crisis económica y decidieron dedicar su tiempo libre a intentar a crear cambio empezando por su vecindario, su barrio y su ciudad.

A parte de conseguir y repartir comida, ropa, juguetes,… también han organizado el Pop Up – “Le Papillón” donde mujeres creativas comparten, mujeres que necesitan reciben y mujeres que quieren dan. Es un espacio Solidario y Artesanal donde Bea y Andréa han conseguido, gracias a su personalidad tan generosa y llena de vida, crear un ambiente de auténtico dar y recibir.

pop up 141pop up 146pop up 147

Le Papillon

Viernes 28 de marzo, 09.30 – 20.30, Hotel Majadahonda