Regálales Ilusión

Llave castillo

Reflexión en tiempos de Navidad y meta en mi vida:

Enseñar a los niños, desde el primer día, el valor de las pequeñas cosas y la importancia de los pequeños detalles y el placer de dar tanto como el de recibir…

Hoy en día supone un esfuerzo por dar calidad en vez de cantidad pero pienso que valdrá la pena. Tenemos una oportunidad para dar a nuestros hijos un regalo infinitamente valioso que disfrutarán el resto de su vida – La Ilusión.

Vía Láctea

vintergatan1

Al salir esta clara y helada noche en Suecia te quedas casi sin respiración. No solo por el frío sino por le cielo tan espectacular; la Galaxia de la Vía Láctea es tan intensa – sobrecogedor. Te da la sensación de ver hasta el infinito y más allá.

Nuestra galaxia mide 1 trillón de km de diámetro y contiene hasta 400 mil millones de estrellas… y solo es una galaxia entre otras 40 que forman el “grupo local” – ¡que dimensiones!

El nombre Vía Láctea viene de la mitología griega que cuenta que es la leche derramada del pecho de la diosa Hera. Entiendo que este espectáculo de la naturaleza haya despertado el interés y la imaginación de los seres humanos siempre – creando mitos, verdades, historia y religión.