Limoncello casero

DSC_0080[1]

 

Agridulce y amarillo como el sol…

Disfruta de este licor tradicional italiano bien frío – digestivo y refrescante – ideál para estos días calurosos de verano.

Ingredientes: 12 limones, 7,5 dl de vodka, 6 dl de agua y 2 dl de azúcar blanco

Empieza por pelar de manera fina las cáscaras de limón – solo la parte amarilla ya que la blanca da un sabor muy amargo. Coloca las cáscaras en un tarro de cristal y exprime el zumo de los limones encima y echa el alcohol. Cierra el tarro herméticamente y deja reposar durante mínimo 5 días en un lugar fresco y oscuro. Está listo cuando las cáscaras han perdido su color y el líquido se ha teñido de amarillo. Hierve el agua con el azúcar y viértelo al tarro una vez enfriado. Después de otra semana de reposo está listo.

Sirva tu Limoncello muy frío y saboréa el verano!