Lunes de nuevo… y mindfulness

reloj colgando

Vivir la experiencia, tal y como se presenta, segundo tras segundo.

Nuestra poderosa “maquina de pensar e imaginar” muchas veces nos lleva a momentos distintos a los que vivimos. Además seguramente nuestra educación social y cierto automatismo nos empuja a siempre “judgar” las situaciones – a poner negativos o positivos – y tendemos a no disfrutar del todo cuando la vida nos sonríe o a rebelarnos cuando es difícil. Esto hace que a veces nos sentimos extraños en nuestra propia vida.

Hoy es el segundo de una serie de lunes que escribo y comparto ideas sobre mindfulness y el segundo pasito iluminando un camino, para el que quiera y lo considera necesitar, para sentirse dueño de su tiempo y plenamente vivo. Es un pequeño questionario, una herramienta, para reflexionar sobre como reaccionas normalmente en distintas situaciones cotidianas (no he querido poner escala de puntuación porque creo que es importante que lo mida cada uno según sus valores y metas):

  • Hago tareas y trabajos rutinarios sin darme cuenta.
  • Me cuesta concentrarme en lo que estoy haciendo; leer, escuchar la radio,…
  • Camino rápido auque no tenga prisa.
  • Se me caen cosas o tropiezo porque voy con “el autopiloto” puesto.
  • A menudo reparo en una sensación/un sentimiento ya después del momento en que la viví.
  • No paro a dar vueltas a algo en mi cabeza a pesar de que me estan contando algo.
  • No suelo prestar atención a tensiones o dolores físicos hasta tarde.
  • Se me olvida el nombre de una persona casi inmediatamente después de oirlo.

Detente un momento y interioriza este momento: ¿Qué sientes? ¿Hay ruidos? ¿Cómo es la luz? ¿Cuál es tu postura? 

Mindfulness – Plena Conciencia

Sentir y vivir el momento.

Flor azul hor

Somos parte de una sociedad que continuamente y velozmente dirige la atención al mañana o al pasado pero también nos ocupan la mente preguntas existenciales como: ¿Porqué estoy aquí? ¿La vida tiene sentido? ¿Después de esta vida qué hay?…

Mi “granito brillante” de este lunes son unas preguntas diferentes – un pequeño paso hacía mindfulness que puede cambiar la forma en que vives tu vida: ¿Cuándo empieza verdaderamente mi vida? ¿Cómo hacer para valorar realmente la vida a pesar de las circunstancias exteriores sobre las que no siempre ejerzo el control?

¿Qué es para ti Plena Conciencia? ¿Cuándo fue la última vez que viviste Plena Conciencia? Intenta llamar emocionalmente ese momento y repara un momento en la sensación…

“No tenemos sino instantes que vivir.”Jon Kabat -Zinn

Mindfulness

lina 001

Mindfulness es una cualidad de la mente o más bien la capacidad intrínseca de la mente de estar presente y consciente en un momento determinado. Es presencia y conciencia plena en el momento.

La experiencia de mindfulness se puede entrenar mediante meditación pero a mi me gusta la idea de pasarlo a la vida cotidiana – día a día – para poder vivir/sentir el 100% la vida.

Al principio cuesta un poco y tienes que pensarlo todo el rato: “¿Ahora qué hago? Estoy fregando un plato. Agua caliente. Espuma. El sonido del agua. Limpio……….”  “Ahora me lavo los dientes. El sabor. El ruido. La manos………” “Estoy mirando mi hijo. La mirada. El tono de su voz. Como piensa. Como se mueve. La luz……….”

De repente te sale automático en una situación y la experiencia es muy satisfactoria – es como vivieras más intensamente.

Vivimos en una sociedad con mucho estrés – no solo por las mil cosas que hay que hacer y por las mil actividades en las que hay que participar sino también por la presión de las expectativas que recibimos; como eres como mujer, como madre, como te vistes, etc. El mindfulness es un ejercicio muy bueno para bajar el ritmo – no haciendo menos si no hacerlas viviendolas y no pensando en si lo haces bien o mal, en lo que vas a hacer después… Simplemente lo haces.  La sensación es que no se te escapa el tiempo y el día y te hace sentir muy bien – te llena tu vida.

De cero… desde cero…

La verdad es que es curioso que yo haya decidido crear este blog ya que desde hace un año había cortado, casi definitivamente, la relación con mi ordenador. Las únicas veces que ha tenido que calentar motores ha sido para que pudiera “skypear” con mi familia.

Ahora mismo estoy un poco obsesionada con la importancia de vivir en el momento  – mindfulness – en lo bueno y lo malo y siempre con una intención positiva.  Pienso que hay tantos detalles a elegir en cada momento que pueden convertir un día cualquiera a un día especial.. para ti porque tu casa huele a pan recién horneado, por darte tiempo de tirar el papelito en la papelera o por plantar una flor bonita, para la persona en el metro que recibió tu sonrisa, para en viejecito que dejaste pasar en la cola del super…

Me hace mucha ilusión crear este blog para compartir mis pequeñas joyas, en imagen y letra, con vosotros y de poder recibir las vuestras en forma de comentarios y consejos.

Bienvenidos a mi blog de las cosas pequeñas que iluminan mis días.

Redimensionamiento de 20mayo 034