el mayor regalo

Yo crecí en el campo con muy pocos niños a mi alrededor. Pasaba el día (bastante) sola en el medio de la (casi) nada pero no recuerdo sentirme sola jamás – no recuerdo sentirme aburrida nunca…

Verntana1

Pasaba el día en mi cuarto dibujando, cortando, pegando,… o en el taller de mi padre serrando, clavando, pintando,… o el bosque cavando, construyendo, descubriendo,…

Mi creatividad no veía obstáculos.

Mi imaginación no tenía límites.

El mayor regalo que me hayan podido dar jamás, consciente o inconscientemente, fueron esos años en mi infancia en los que el tiempo y el espacio era mío – esos años me dieron herramientas que siempre llevo conmigo…

Me asomo…

 

De: “Me asomo a la noche” – nominado al mejor poemario del año por Circulo Rojo. Disponible en librerías, grandes almacenes y en mi tienda online.

Fusión: Poesía y Acuarela

…volví…

DSC_1536

Después de un tiempo rumbo al sol con los vientos de guía ya he vuelto a casa y, poco a poco, encuentro la rutina…aún que cuesta…

Esta semana, a parte de trabajar actualizando esta “ventana” que da a mi taller y mi estudio donde también quiero compartir pequeños momentos de mi día a día, he terminado los encargos que tenía pendientes en el taller (tres colgantes y un anillo) – agradezco mucho la paciencia que han mostrado mis clientes este mes de vacaciones. Mañana salen todos los envíos hacía nuevos horizontes y corazones…

 

Mindfulness (20) y la Naturaleza

nov 001

Media hora de paseo por el bosque tiene un efecto benéfico sobre nuestra salud y, especialmente, sobre los signos de estrés que podamos sufrir como por ejemplo alta presión arterial.

Date el lujo de un paseo lento, aunque sea corto, por el campo con plena conciencia. Fíjate en lo que ves, como huele, los sonidos,…

Fíjate en la forma del árbol, el color de las piedras, el vuelo de los pájaros, el sonido te tus pasos y del zumbido de los insectos, el lento cambio de forma de las nubes,…

Respira el viento.

“Una mente clara permite ver más claramente los problemas de la vida” y te ayuda a afrontarlos y ver nuevas soluciones – nuevos horizontes.

Ese noviembre…

hojas rojas

… con esa luz tan especial, con esa nitidez tan fascinante, con esos colores tan espectaculares, con ese fresco tan penetrante…

La naturaleza descansando recargado de energía, conteniendo la respiración preparándose para frío y viento. Esperando.