enero…de nuevo

DSC_0622 1

Poco a poco “mi rutina no rutinaria”, que tanto quiero, se está instalando en mi día a día. Este año arranco de lleno – muy en serio – con mi segundo poemario en Sueco. Lo estoy dedicando aproximadamente 8 horas diarias/ 7 días a la semana y tengo que admitir que me está costando mucho. Hasta ahora siempre he hecho traducciones de poesía de sueco a español pero esta vez es al revés y estoy todavía averiguando la forma de pensar para conseguir el ritmo y la magia de la poesía. Los dos lenguajes son muy distintos y, por lo tanto, la construcción de los versos es muy diferente…  Del español al sueco me sobran palabras…

De todas formas y entre línea y línea tengo tiempo para mis grullas – sobre todo las de acuarela. Tengo varios relojes vintage y colgantes con miniaturas de acuarela –  “LifeGuide-Amulets” (disponibles en mi tienda) – y llegará alguna novedad que iré enseñando …!

 

 

New Design

DSC_0136

Hoy he empezado a trabajar con el anillo de la colección inspirada en la mitología nórdica; “Trollkors” – una cruz especial que te protegerá contra la brujería y todo el mal…

…y siempre tengo a las perras, mis guardianas, tumbadas en la puerta del taller.

Da igual las horas que estoy trabajando o el tiempo que haga fuera – solo se mueven de allí para ladrar a algún coche que pasa al otro lado de la valla.

 

Mi idea es hacer un anillo sencillo y fino siguiendo la línea del colgante y que sea tan cómodo como para poder llevarlo siempre…

 

 

 

Llena de Silencio

Förgätmigej

Algo me sorprendió por la mañana – algo me decepcionó… y a falta de fuerzas para intentar a ser comprendida me callé y me aferré a mi silencio…

A lo largo del día tuve la sensación de que, en vez de dejarme un vacío, el silencio me llenaba.

El silencio me permitió llenar ese espacio,que normalmente está ocupado por sonido o ruido con pensamientos largos, sentimientos con reflexión – observación – y en el momento que abro “mi puerta” otra vez es con una sensibilidad recuperada.

Una nueva presencia.

…volví…

DSC_1536

Después de un tiempo rumbo al sol con los vientos de guía ya he vuelto a casa y, poco a poco, encuentro la rutina…aún que cuesta…

Esta semana, a parte de trabajar actualizando esta “ventana” que da a mi taller y mi estudio donde también quiero compartir pequeños momentos de mi día a día, he terminado los encargos que tenía pendientes en el taller (tres colgantes y un anillo) – agradezco mucho la paciencia que han mostrado mis clientes este mes de vacaciones. Mañana salen todos los envíos hacía nuevos horizontes y corazones…

 

Una postal

Postal

– un cartoncillo con espacio suficiente para un mensaje de texto corto y mil y un pensamientos.

Mandar una postal por correo es un gesto pasado de moda pero yo me he propuesto mandar una cada dos semanas y es fantástico. Te iluminas de la luz de los pequeños soles que nacen en las almas tocadas – como por una varita mágica… Supongo que pensáis que exagero pero es verdad…