Malva – mi color ahora

Malva1Malva7Malva4Malva8Malva3

Este invierno he añadido el color malva a mi armario que normalmente se compone – única y exclusivamente – por blanco, azul, gris y beige – nada más. Ha sido por algo más que solo moda – tenía necesidad de llevar algo malva encima. Ahora mismo me transmite tranquilidad y serenidad.

Como la sensación ha sido tan fuerte me interesé por su significado:

Positivo: ambicioso, artístico, creativo, místico, justo, femenino, independiente, nostálgico, responsable, espiritual.

Negativo: frágil, débil, solo, solitario, melancólico, triste.

Con todo lo positivo puedo convivir con lo negativo… incluso creo que se complementa…

“Trata a los demás como tu quieres que te traten a ti.”

Margarita

– otro decir de mi difunta abuela…

y la diferencia, con solo un pequeño gesto, es asombroso!

Si el primer contacto con una persona desconocida la inicias con una amplia sonrisa y una mirada a los ojos tienes todas las posibilidades de pasar el día entre sonrisas.

Por desgracia hay personas que son demasiado infelices para percibir e interiorizar una sonrisa de otra persona… pero en vez de sentirte ofendido o incomprendido por un trato injusto piensa en que, a lo mejor, has podido dejar una huella que ilumina su corazón por la noche…

Conscientemente he utilizado una sonrisa – para mi casi exagerada – al entrar en sitios donde sé que lo que voy a pedir es algo espacial, un poco fuera de lo habitual, exigiendo un poco más de atención o trabajo (ahora mismo tengo en mente la imprenta) y además me he mentalizado en la puerta para intentar a transmitir esa energía positiva a través de mi mirada y postura corporal que hará la diferencia entre un resoplo profundo negando con la cabeza y un interés por hacer algo nuevo y distinto que puede hacer este día tan interesante.

La verdad es que si te rodeas de sonrisas te sientes más feliz – ¡eres más feliz!

Pensamientos de una optimista realista perdida…

brotehor

Hoy en día hay que ser optimista. En el mercado de libros de autoayuda, el coaching personal, cursos de éxito profesional o particular – por todos lados – se lanza mensajes como: sólo eres fuerte, hay que ser positivo, tiempo para el individuo, escucha a tu corazón, el individuo en el centro, nada es imposible, tu puedes, piensa en ti, etc. Son pensamientos que a mucha gente les viene bien oír en una situación o un momento concreto de su vida pero yo me pregunto:

A nivel personal; ¿quién está más preparado para la vida – en general o la del día a día – el optimista o el pesimista…   …realista?

A nivel social; ¿no arriesgamos crear una sociedad tremendamente egoísta con esta educación?