Tesoros

 

Aprovechando un día de sol antes de la lluvia ayer recogí aceitunas. Tenemos cuatro pequeños olivos en nuestro jardín, de los cuales dos han nacido espontáneamente, y este año es el primero que dan una cantidad de fruto suficiente para curar un par de botes.

Disfruto tanto poder aprovechar los pequeños tesoros que nos regala nuestra parcela; los nísperos, los madroños, la hierbabuena, los tomates, los higos, las almendras,… Poca cantidad pero lo preciso para hacerme sentir privilegiada.

Recolectar aceitunas con el sol suave de noviembre brillando en mi rostro, escuchando los pájaros acompañados por los abejorros que todavía encuentran néctar en las flores del madroño, me llena.

La naturaleza me arropa.

Esto es calidad de vida.

Seguir la luz

Media hora de paseo por el bosque tiene un efecto, científicamente comprobado, benéfico sobre nuestra salud y, especialmente, sobre los signos de estrés.

 

Aparte del paseo matutino que doy todas las mañanas, este fin de semana me he dado un paseo lento al atardecer. Un “paseo de lujo”; sola – bueno, con la perrita Mona por supuesto, despacio y sin tener el camino decidido antemano.

Ayer intenté concentrarme especialmente en la luz – los reflejos en los charcos, las mil sombras redondas de las bellotas caídas por el camino, en las pequeñas gotas iluminadas en la hierba…

De vez en cuando mis pensamientos se me escapaban a asuntos que llevan tiempo ron-roneando en mi cabeza – las típicas cosas que no te dejan dormir – pero durante estos “paseos de lujo” obtienen otro color, otra transparencia, y me dejan ver la luz en mi camino…

Calidad de Vida

ver13 038

Cuando digo que soy de Suecia muchas veces recibo el comentario de “allí si que hay mucha calidad de vida” y casi siempre se refiere al tema económico y material. Siempre contesto que sí – sí hay mucha calidad de vida por varias razones:

* hay espacio para los niños tanto en la familia como en la sociedad.

* hay tiempo para andar 20 metros más para tirar el papelito en la basura en vez de en la calle…y te parece importante hacerlo.

* se respeta el medio ambiente en general. Se valora mucho que los hábitos en tu casa y tu jardín sean amables con la naturaleza. Es un orgullo decir que has construido un compost en la parte de atrás en tu casa o que solo compras carne nacional.

* hay confianza y respeto hacía el prójimo aunque sea un desconocido. Pesas tus fresas solo en la tienda y pagas sin que nadie, en general, piense que puedas estar engañando/robando.

* hay tiempo para hacer tu pan en casa…

Hay mucha calidad de vida en Suecia – tanta como puedes tener aquí en España. En muchos momentos, y siempre cuando se trata de los mil y un pequeños detalles que marca nuestro día, eliges y decides tu si quieres disfrutar de calidad de vida.