new week – new energy

Esta semana que ha pasado ha sido, para mi, dura… decepciones, migrañas,… Mi energía vital ha brillado con su ausencia PERO …

IMG_20191116_111813_281

…ya es lunes después de un fin de semana muy reparador – de no salir de casa más que para paseos entre campos de trigo, marcados por sombras de encinas, con las montañas nevadas en el horizonte. Frío, sol,… y con la necesidad de cambio. Al final, lo que más energía me aporta es la creatividad y lo que más me ayuda a mantenerla es la rutina así que…

Esta semana arranco dos nuevos proyectos; poemario en sueco y curso en naturopatía holística 😉

He decidido que ya es hora de traducir mi segundo poemario (“Me asomo a la noche”) de castellano a sueco. Es un proceso bastante complejo ya que la poesía no se puede traducir palabra por palabra porque hay que encontrar el ritmo, el tono y el sentido de cada verso. El invierno es la época perfecta para este trabajo ya que requiere muchas horas delante del ordenador.

Por otro lado llevo mucho tiempo con la idea de aprender más sobre la naturopatía holística. He heredado de mi madre y abuela un gen de bruja 😉 e interés por las plantas y sus beneficios y ya he decidido hacer un curso de 15 módulos lo cuál me obliga cierta rutina sin interferir en mi trabajo diario de joyería, pintura, escritura,…

Así que, con nueva ilusión, respiro este lunes cualquiera muy especial!

 

 

Grullas de Papel

Según una leyenda japonesa, tu mayor deseo se hará realidad, si construyes mil grullas de papel.

Las mil grullas de origami (papiroflexia en japonés) se convirtieron en un símbolo de la paz a causa de la historia de Sadako Sasaki (1943-1955), una niña japonesa que deseó curarse de su enfermedad producida por la radiación de la bomba atómica que cayó sobre Hiroshima. Tras el consejo de su amiga Chizuko, y mientras estaba en el hospital, decidió que haría 1.000 grullas de papel. Pensó que su deseo no sólo sería para curarse, sino también para que todo el mundo pudiera vivir en paz y no hubiera más guerras. Sadako no pudo superar su enfermedad y tampoco acabó de hacer todas las grullas (tuvo que detenerse en la 644). Pero Chizuko y muchos otros amigos llegaron a hacer las 1.000 grullas, que de esta forma, se convirtieron en un símbolo de la paz en todo el mundo.

Imagen relacionada

Tradicionalmente, regalar grullas de papel se ha asociado con el hecho de querer desear salud, bienestar, felicidad y prosperidad. Se regalan, entre otros momentos, cuando nace un bebé, cuando una pareja se casa, cuando alguien está enfermo… o bien se pueden regalar a alguien que quieres o que es importante para ti.

Crackers caseras de Zanahoria

Anoche hice Crackers Enzimáticas de Zanahoria y me resulta imposible no compartir la receta con vosotros – ¡sanísimas y riquísimas!

DSC_0003

Ingredientes:

  • 200 g de lino
  • 50 g de sésamo
  • 600 g de zanahoria
  • 1 diente de ajo
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 50 ml de agua
  • 1 cucharadita de sal

Elaboración:

Ralla las zanahorias y tritúralas junto con el ajo, la sal, el aceite y el agua hasta obtener una masa.

Muele las semillas (mucho o poco según gusto) y agrégalas a la masa de zanahoria.

Extiende la preparación (0,5 – 1 cm de grosor) sobre un papel de horno u hoja de deshidratación. Marca la masa con las divisiones con la forma que desee.

Deshidrata en el horno (yo suelo poner un paño en la puerta del horno para que no se cierre del todo y deje escapar la humedad) a 90 ºC durante 4 horas – da la vuelta y dejar dentro del horno mientras que se enfríe o hasta el día siguiente si es de noche.

¡Buen provecho!

Mindfulness (20) y la Naturaleza

nov 001

Media hora de paseo por el bosque tiene un efecto benéfico sobre nuestra salud y, especialmente, sobre los signos de estrés que podamos sufrir como por ejemplo alta presión arterial.

Date el lujo de un paseo lento, aunque sea corto, por el campo con plena conciencia. Fíjate en lo que ves, como huele, los sonidos,…

Fíjate en la forma del árbol, el color de las piedras, el vuelo de los pájaros, el sonido te tus pasos y del zumbido de los insectos, el lento cambio de forma de las nubes,…

Respira el viento.

“Una mente clara permite ver más claramente los problemas de la vida” y te ayuda a afrontarlos y ver nuevas soluciones – nuevos horizontes.

Kéfir casero – sano sanísimo

Kefir1

¡Tan sano que – para mí – no hay nada más rico para desayunar!

Todo lo que necesitas para hacer tu propio kéfir en casa es Nódulo de Kéfir…  que no se compra – se regala. Hay hasta una red mundial que lo redistribuye gratuitamente y como se regenera constantemente, una vez que lo tienes, puedes regalar a familiares y amigos que quieran disfrutar se sus propiedades benéficas para la salud.

Propiedades:

* aporta bacterias probióticas beneficiosas para el aparato digestivo – puede cambiar la microflora de tu   intestino e incluso eliminar bacterias que no convienen

* reduce síntomas de problemas digestivos como hinchazón, dolor de estómago, gases

* acelera la recuperación después de padecer diarrea (tanto para niños como para mayores)

* acentúa tu sistema inmunológico

* te aporta lactasa – la encima que descompone la lactosa

* reduce el colesterol malo

* promueve la proliferación de componentes químicos esenciales en tu cuerpo

… y es tan fácil de elaborar:

Añades el nódulo de kéfir a leche fresca de vaca, cabra o incluso de soja (la proporción es aproximadamente 3 cucharas para un litro de leche). Si es leche ecológica mejor que mejor. Déjalo en un bote de cristal cerrado (si la tapa es de metal pon una telita entremedias) y ponlo en un lugar oscuro, de temperatura de ambiente, durante 24 a 48 horas – según el espesor que deseas.

Después separas el nódulo de lo que ya es kéfir con un colador de plástico o de tela. Es importante que toda la manipulación se haga con una pala de madera o de plástico – nunca de metal.

Si dejas reposar el kéfir en la nevera unas horas gana mucho.

El nódulo lo vuelves a meter en leche en un recipiente limpio – cuenta más o menos con que el kéfir necesita un tercio de aire en el bote para poder fermentar correctamente si la tapa cierra herméticamente.

Kefir4 Kefir5 Kefir2 Kefir3 Kefir6

Si te vas de viaje puedes guardar el nódulo en leche en la nevera, donde la fermentación por frío es más lenta, o incluso congelarlo.

Yo recomiendo añadir fruta, nueces, semillas de lino y de calabaza.

Se puede endulzar con miel, sirope de agave o de arce.

¡Gracias Alex!!!

 

 

Ruido o Sonido – Mindfulness 17

ruido

He dormido mal. La mañana no me ha cundido e intento escribir mientras los niños juegan en la habitación de al lado con voces altas que no paran de llegar a mi en un continuo chorro. Me entran ganas de decirles que se callen pero… paro un momento – cierro los ojos un momento y respiro – y me concentro en escuchar lo que dicen, en seguir su juego a distancia y en ese mismo instante el ruido cambia a ser sonido. Mi agobio desaparece y me invade la felicidad escuchando dos pequeñas personas creando un mundo imaginario basado en sus impresiones del día.

Disfruto… y sigo escribiendo…

Con el parón he ganado tiempo, he recuperado la concentración y – sobre todo – calidad de vida.

 

Una BOMBA para la salud

Jugo

He cogido la costumbre de, todas las mañanas a las diez cuando vuelvo del gimnasio, tomarme un zumo como este – verde con pinta asquerosa… pero es una bomba energética, nutritiva y además ¡me gusta!

Ingredientes: espinacas, apio, manzana, zumo de manzana o cítrico  y limón.