tormenta y calma

Este fin de semana me ha llenado tormenta y calma. He disfrutado del fuerte viento tirando de mi pelo y de mis pensamientos, del cielo espectacular de tormenta dando un tono mágico al campo. También he disfrutado de momentos delante de la chimenea con olor a encina y marshmello, de ratos con niños y un puzzle interminable y, como no, con la acuarela.

 

…una carta de Simón, 8 años:

_20190319_182629Yo y mi hermano, como no podemos hacer tanto contra la contaminación de las fábricas y los coches, pues hemos decidido que cada fin de semana nos vamos a ir al campo a recoger basura.

Me parece muy importante que no tiremos basura en el campo, en la calle, en la playa o donde sea menos en el cubo de basura.

Me parece que todos podemos hacer un esfuerzo para que no haya basura en el mar, que no se mueran las ballenas o que las tortugas no confundan bolsas de plástico con medusas o que los animales en el campo se corten con cristales o se enganchen en alambres oxidados o que los pájaros se ahoguen con trozos de chicle.

Si cada uno de nosotros decidimos nunca más tirar cosas por allí que no pertenecen a la naturaleza se acabó el problema.

¡Así de fácil es!

de Simón

Pequeñas reflexiones…

PR3

…sobre la educación y su poder – sobre como vivir presente el día a día junto a los niños.

Reflexiones sobre respeto, empatía, creatividad,… para un mundo mejor…

comprar

 

“Sisterhood”

– for big sister and small sister…

Un día Demás

Lavendel Bulle Oliver Pincel Sims Tarjeta2

Al despertarnos descubro que los niños tienen fiebre y los planes del día se anulan. Nos toca día en casita – yo un poco agobiada por todas las cosas que siento que debería hacer y no haré… pero…    Este día resulta ser un regalo – como si fuera un día demás.

Entre cuento y mocos, puzzle y Aperital, hago todas esas pequeñas cosas que llevo semanas pensando que tengo que hacer “algún día”.

Esas pequeñas cosas no vitales pero que hacen la vida un poco más bonita.

“Ningún niño debería tener que…

… creer que el mundo está a punto de hundirse. Es nuestra responsabilidad mostrar lo contrario. Es nuestra responsabilidad mantener encendida la llama.”

Reflexión de Daniel Mendozaninos en cesped

Es nuestra responsabilidad no contaminar las pequeñas personas a nuestro alrededor con pensamientos catastróficos pero, a la vez, darles sabiduría para cuidar nuestra sociedad y nuestro planeta. Es nuestro deber fomentar el sentido de la responsabilidad y hacerles ver la importancia en cada acción – por pequeño que sea – para que no se paralicen por el sentimiento de impotencia. Es nuestra responsabilidad darles vista global pero con la mirada en su mundo directo. Es nuestra responsabilidad, como padres y adultos, que sigan viviendo con ganas e ilusión, pensando que siempre pueden confiar en lo bueno.

Reflexión mía…

… y la vuestra?