En el taller

…trabajando con las nuevas pulseras.

El diseño es, como siempre, muy sencillo – limpio – con una pequeña grulla como único detalle pero ahora mismo estoy trabajando piezas de plata más grandes…y la verdad es que puestas llaman la atención…                                         Todas son distintas – únicas – claro!

 

Es una pulsera rígida así que tiene una anilla que funciona como cierre para que sea fácil de quitar y poner.

New Design

Nuevo diseño: pendientes “Neat”

He querido hacer unos pendientes elegantes basándome en el famoso dicho “menos es más” que tanto me gusta. Mi intención era hacer un diseño discreto pero que, a la vez, llama la atención:

Disponibles en la tienda online.

 

Anillo “Balance”

Quería hacer un anillo para todos – un anillo abierto jugando con la idea de que la apertura en sí formara parte del equilibrio del diseño.

dsc_0065-1.jpg

 

Un anillo que abraza a la vez que deja espacio y libertad.

Me he inspirado en formas nórdicas; tanto en la joyería de hierro de la época vikinga como en las líneas modernas escandinavas donde la sencillez y nitidez está muy presente.

Disponible en mi tienda online.

 

…un día en el taller…

Estoy haciendo un anillo especial para alguien muy especial. El resultado debe ser una pieza que llame la atención; que luzca pero de diseño sencillo, limpio, y que a la vez sea cómoda…

…así que en eso estoy…

 

Soon…

Casi está listo mi primer “Trollkors” – “Cruz de Trol” – símbolo de la mitología nórdica que protege contra lo malvado  😉   Espero tenerlo en mi tienda online el lunes!

Cada colgante que hago es único y vive su propio proceso de creación:

Después de dar forma con martillo y alicates tengo que soldar el punto donde se cruza el material para dar solidez y luego toca escofinar para eliminar imperfecciones.

Estoy haciendo la cruz en dos tamaños – una más pequeña para llevar en cadena de plata y una más grande para colgar en cordón de cuero. En la pequeña taladro un agujero y luego lijo la pieza para que quede suave y sin “raspones” de la escofina.

Antes de pulir bien el colgante pongo el sello de plata 925.

Después de limpiar la cruz eliminando la pasta de pulir pongo una anilla que sueldo para no arriesgar que se abra y se pierda el colgante.

El último paso es el “baño blanco” – sumerjo la joya en agua caliente (mínimo 60ºC) con ácido cítrico para limpiar la plata oxidando la posible existencia de restos de otros materiales.   Baño – pulir- baño – pulir – baño – pulir… el proceso se repite las veces que sean necesarias….

…y ya esta!!!

😉