#naturelover

A pesar de ser una de las personas más frioleras del mundo mundial, y me considero un amante principalmente de la primavera y el verano, tengo que admitir que el invierno nevado tiene algo muy especial que abraza mi alma.

El silencio – como si la tierra se ha parado un momento…

La armonía – el descanso de los árboles, del césped, del río,…

La luz – el blanco brillante borrando contrastes y diferencias…

#peacefulness

Regala Ilusión

Reflexión en tiempos de Navidad …y una meta: Enseñar a los niños, desde el primer día, el valor de las pequeñas cosas, la importancia de los pequeños detalles y el placer de dar tanto como el de recibir…

Me ha supuesto un esfuerzo grande dar calidad en vez de cantidad; no comprar todas esas cosas anunciadas y expuestas que sé que les encantarían a mis hijos y que a mí también me parecen buenísimos en términos educativos, estéticos, etc – pero pienso que vale la pena… por mis hijos y, por supuesto, por nuestro planeta.

…y hay tiempo para todo!

Creo que es muy importante que los niños tengan la oportunidad de desear, tiempo para esperar y espacio para imaginar.

Tenemos solo una oportunidad para dar a nuestros hijos un regalo infinitamente valioso que disfrutarán el resto de su vida – LA ILUSIÓN.

…a pesar de la migraña…

Las últimas semanas han pesado mucho – mi dolor de cabeza ha sido un contante acompañante día y noche y eso me nubla la vista y deshace mi paciencia. Busco entre las herramientas que he aprendido a manejar para no perder las riendas… Me concentro en siempre ver esos pequeños detalles que brillan y cuando puedo salgo a cazar – cazo imágenes y momentos que dan energía positiva y, aunque sea muy poquito a poquito, cada gota es importante para alguien con sed.

Una de las mejores formas de combatir estrés, físico o emocional, es estar en la naturaleza; pasear prestando atención a los sonidos, los colores, los olores…

Estas fechas son perfectas para dejar que el campo distraiga un rato. Mindfulness con sentido! Hecha las tijeras al bolsillo y, durante el paseo, coge pequeñas muestras de otoño en distintos tonos y texturas para hacer un adorno de adviento único – una corona o un ramo al colgar en la ventana o en la puerta…o, a lo mejor, para hacer un bonito centro de mesa.

Este pequeño “ejercicio” es una gran fuente de bienestar – primero porque hay que fijarse bien en el entorno durante el paseo y tiene la mente ocupada, segundo por crear algo bonito con las manos prestando atención a la estética… y luego verlo y compartirlo con los demás!

 

Tesoros

 

Aprovechando un día de sol antes de la lluvia ayer recogí aceitunas. Tenemos cuatro pequeños olivos en nuestro jardín, de los cuales dos han nacido espontáneamente, y este año es el primero que dan una cantidad de fruto suficiente para curar un par de botes.

Disfruto tanto poder aprovechar los pequeños tesoros que nos regala nuestra parcela; los nísperos, los madroños, la hierbabuena, los tomates, los higos, las almendras,… Poca cantidad pero lo preciso para hacerme sentir privilegiada.

Recolectar aceitunas con el sol suave de noviembre brillando en mi rostro, escuchando los pájaros acompañados por los abejorros que todavía encuentran néctar en las flores del madroño, me llena.

La naturaleza me arropa.

Esto es calidad de vida.

El tiempo vuela…

Amuleto “Guia de la Vida” – dos grullas de acuarela (pintura original) en un antiguo reloj de pulsera.

El formato del reloj de pulsera lo he elegido por tener presente la conciencia de que el tiempo vuela. Cada momento que pasa es nuestra vida.

Lo llamo amuleto “Guía de Vida” porque en vez de una maquinaria, que nos indica el tiempo que pasa y que queda, lleva una miniatura de acuarela que ilustra nuestro camino a seguir por el bien de nuestro futuro y el de las grullas… y el de los mares… y el de este planeta… El camino a seguir por la vida.

Las grullas representan para mi; fuerza, esperanza y empatía.

  • Fuerza; dos veces al año vuela hasta 4.000 km a una altura de 9.000 metros.
  • Esperanza; dos veces al año – todos los años – pasa por encima de mi casa anunciando cambio/avance y siento alivio. Pase lo que pase vuela muy por encima sin cambiar el rumbo – sin ser influida por tendencias o fronteras.
  • Empatía; vuelan en grupos más o menos grandes y nunca jamás dejan a un individuo detrás. Las grullas se comunican con más de 90 gestos y sonidos.

Seguir la luz

Media hora de paseo por el bosque tiene un efecto, científicamente comprobado, benéfico sobre nuestra salud y, especialmente, sobre los signos de estrés.

 

Aparte del paseo matutino que doy todas las mañanas, este fin de semana me he dado un paseo lento al atardecer. Un “paseo de lujo”; sola – bueno, con la perrita Mona por supuesto, despacio y sin tener el camino decidido antemano.

Ayer intenté concentrarme especialmente en la luz – los reflejos en los charcos, las mil sombras redondas de las bellotas caídas por el camino, en las pequeñas gotas iluminadas en la hierba…

De vez en cuando mis pensamientos se me escapaban a asuntos que llevan tiempo ron-roneando en mi cabeza – las típicas cosas que no te dejan dormir – pero durante estos “paseos de lujo” obtienen otro color, otra transparencia, y me dejan ver la luz en mi camino…

Estudio de “El no árbol”

#peacefulness 2

Lunes – el primer día del resto de tu día y presento un reto para el comienzo de la semana …o a lo mejor prefieres dejarlo para el fin de semana porque es cuando tienes más posibilidad de encontrar un momento solo para ti…

Lo único que necesitas es papel, lápiz y 5 minutos.

Cada árbol es único. Cada día, desde que brotó, le ha influido en su forma de crecer – el viento, una tormenta, el sol, un corte, un nido de pájaro, la sombra de otro árbol…

Si tienes un árbol fuera de tu ventana, en tu jardín o en una foto o un cuadro míralo – pero no demasiado bien… porque quiero que dibujes lo que no es el árbol. En vez de fijarte en el tronco y las ramas quiero que te concentres en los espacios entremedias.

De esta forma vas a dibujar lo que realmente ves – no lo que tu cabeza dice que ves basándose en la experiencia y tu memoria del substantivo “árbol”.

Este ejercicio obliga tu mente a estar presente y solo pensar en lo que ves…

Inspiración en otoño…

Esta semana la he dedicado exclusivamente a la pintura. Por el momento tengo dos proyectos este invierno que me hacen muchísima ilusión. Esa ilusión funciona como una inyección de creatividad.

Estoy haciendo nuevos “tinies” de otoño/invierno. Lo que más me inspira a la hora de crear es la naturaleza y eso se ve claramente en mis pinturas – ahora mis árboles están sin hojas, mis lagos están más fríos y mi cielo más oscuro…

También estoy trabajando en una serie especial “Madrid” lo cuál es muy divertido porque normalmente no pinto ciudad. Un gran reto sin duda – os enseñaré más adelante.

En diciembre expondré, junto con otros artistas, en la galería de arte Juca Claret en Madrid. Será una bonita exposión en la víspera de Navidad.

El otro proyecto es en febrero – si no hay cambios por las cincunstacias que vivimos este año en Madrid. Me han propuesto participar de nuevo en la feria de arte JustMad. El año pasado se celebró en el Palacio Neptuno y el ambiente era fantástico!

Así que… la semana que viene me toca trabajar en el taller jornada completa – la verdad es que tengo muchas ganas de terminar los pendientes enarcados y diseñados especialmente para una persona en concreto… Un regalo precioso!

Después de la tormenta

#peacefulness 1

 

El amanecer es largo hoy – a la luz le cuesta atravesar la manta de niebla, que cubre prados como una nube terrestre, para recuperar su espacio después de oscura noche de tormenta.

El día aguanta la respiración otro momento dando una oportunidad al campo para volver a encontrar su contorno – sus sombras y matices.

Espero a que se levante el telón y abro la puerta al otoño. Inspiro el olor tan típico de lluvia y tierra. Veo que las hojas de las moreras se han vuelto amarillas y los petirrojos han cambiado su canción.

Te invito a que, después de leer mis pequeños textos, intentes describir tu “este momento” de la misma forma, fijándote en colores, sonidos y olores. No hace falta escribir …simplemente sentir.

Peacefulness

El otro día mencioné mi “peacefulness” – la conciencia en el momento y el estar que me ayudó (y me sigue ayudando) a recobrar y vivir un equilibrio anímico sano en mi día a día.

Mi intención con este blogg – aparte de enseñar mi trabajo – es ayudar a sentir “peacefulness” compartiendo pequeñas palabras, historias y “haceres”. He pensado compartir aquí cada lunes – para un buen comienzo de la semana – un pequeño ejercicio o truco para descansar un omento en el estar… el bienestar.

La parte más importante es volver a ver los pequeños detalles que nos rodean como si fuera por primera vez – tanto cosas muy concretas – físicas – como sensaciones.

Entiendo que cada uno tiene que encontrar una herramienta cómoda para trabajar – las mías son sin duda la pintura y la escritura. El escribir poesía y pequeñas reflexiones me obliga a concentrarme justo en eso – en sentir hasta que pueda describir en palabras lo que siento.

He escrito poesía desde hace mucho tiempo – siempre para mi misma – hasta que pensé que compartir daría otro sentido a lo que estaba dedicando ya bastante tiempo. Cuando comparto lo que escribo quiero dar un momento de “peacefulness”.

Leer un poema requiere lectura lenta, pide reflexión e implica a todos los sentidos – a cambio te regala un momento de sensaciones y paz. Un instante como una “semilla” antiestrés que, si lo riegas a diario, crecerá al árbol de la felicidad – el árbol de la vida.

 

…un paseo largo reparador…

El flujo constante de noticias que cruzan el mundo, del que me cuesta alejar a pesar de no ver televisión, me inhibe y me contamina. Mi hipersensibilidad me  paraliza y lo ha hecho desde que era pequeña. Destrucción ambiental, hambre, opresión, enfermedad,… Siento todo como un peso enorme sobre mis hombros – demasiado pesado para llevarlo día a día.

Cuando me convertí en madre, hubo un momento en que tuve que tomar una decisión necesaria para poder ser la persona que quería ser – para ser capaz de sentir esa felicidad y equilibrio que debería…  No fue, para nada, tan fácil como puede parecer ahora cuando lo escribo. Tuve que volver a aprender a fijarme en esos pequeños detalles a mi alrededor que en algún momento dejé de ver. Poco a poco mi forma de pensar y sentir cambió. Al principio me constó mucho trabajo pero llegó un momento que simplemente estaba allí. La luz comenzó a entrar en mí. 

Tengo muchos trucos ahora que utilicé (y sigo manejando) que, si quieres, me encantaría compartir para que el oscuro otoño e invierno sean menos oscuros. Son pequeñas cosas fáciles que marcan gran diferencia.

Esta mañana di un largo paseo reparador, abriendo mis sentidos, llenando mi cuerpo de aire frío y luz matutina. Miré para ver y escuché escuchar y cargué mi mente con energía positiva – esa energía vital necesaria para ser la persona que quiero ser hoy.

deseo 2020

Deseo empatía y solidaridad hacía cada persona con tiempo y espacio para reflexión. Deseo amor y respeto en las relaciones buscando brillar la luz de cada ser vivo. Deseo responsabilidad y conciencia hacía la naturaleza recordando que cada uno es un eslabón en la cadena de la vida.

inCollage_20191219_124915131

…volar …velar

inCollage_20191120_132237596

La grulla representa, para mi: fuerza, esperanza y empatía.

Fuerza; la grulla habita la tierra desde hace 55 millones de años y ha sido representada en pinturas y textos de aprox. 7.000 años a.c.

Dos veces al año vuela hasta 4.000 km a una altura de 9.000 metros.

Esperanza; dos veces al año – todos los años – pasa por encima de mi casa anunciando cambio/avance y siento alivio. Pase lo que pase vuela muy por encima sin cambiar el rumbo – sin ser influida por tendencias o fronteras.

Empatía; vuelan en grupos más o menos grandes y nunca jamás dejan a un individuo detrás. Las grullas se comunican con más de 90 gestos y sonidos.

Cada uno de nosotros forma un pequeño eslabón en la cadena que ancla la vida a la tierra y la fuerza de esa cadena está en el corazón en cada uno de nosotros. La imagen de la grulla me recuerda el camino a seguir por el bien de nuestro futuro y el de los mares… y el de este planeta…

El camino a seguir por la vida.

 

 

un amuleto guía

IMG_20191112_103402_165

– un antiguo reloj que, en vez de una maquinaria que nos indica el tiempo que pasa y que queda, lleva una miniatura de acuarela de una grulla que ilustra nuestro camino a seguir por el bien de nuestro futuro y el de las grullas… y el de los mares… y el de este planeta… El camino a seguir por la vida.

Cada uno de nosotros forma un pequeño eslabón en la cadena que ancla la vida a la tierra y la fuerza de esa cadena está en el corazón en cada uno de nosotros.

comprar

tormenta y calma

Este fin de semana me ha llenado tormenta y calma. He disfrutado del fuerte viento tirando de mi pelo y de mis pensamientos, del cielo espectacular de tormenta dando un tono mágico al campo. También he disfrutado de momentos delante de la chimenea con olor a encina y marshmello, de ratos con niños y un puzzle interminable y, como no, con la acuarela.

 

VACACIONES!

Desde hoy hasta el 15 de julio cierro el taller – puedo recibir pedidos a través de mi tienda online pero los enviaré todos a partir del día 16 de julio (urgente). Si alguien quiere contactar conmigo mándame un mensaje a mi cuenta de instagram: @annaastrom_art , donde atiendo personalmente – siempre.

Os deseo todos un fantástico verano lleno de sol, familia, paseos, descanso, lectura,… todo eso que nos recarga energía!

El prestar atención a los pequeños detalles y momentos ayuda a manejar las cuestiones grandes.

Hace algunos años pasaba por una época con la sensación de no vivir mi vida. Me sentía totalmente vacía a pesar de tenerlo todo. 

Vivía un sueño; tenía amor, casa, niños, jardín, trabajo,… y aún así me levantaba cada mañana deseando estar en otro lugar, en otro tiempo, en otro cuerpo.

Me pesaba el mañana y el ayer, la comida y la ropa, la cabeza, y los pies, las guerras y el cambio climático. Me ahogaba. Me paralizaba.

Necesitaba cambiar mi día a día – con o sin ayuda – para poder ser la persona, la madre y la compañera que quería ser. Tenía que cambiar mi actitud para no sentir el vértigo de perder los estribos…

A pesar de ser consciente de la importancia de la actitud en sí, el cambio no es nada fácil. Los pensamientos y las acciones son muy parecidos a los átomos y las moléculas (o iguales – al final somos parte del todo) – actúan por inercia buscando el camino y el movimiento que menos energía gasta.

Empecé a escribir. No fue el típico diario pero si escribía todos los días. Decidí ponerme horario y obligarme a escribir en el ordenador e incluso elegí el formato blog para sentir la “presión” de lectores – crear compromiso – y mi reto era escribir algo positivo todos los días. Podía ser una reflexión mía, un sueño, un dicho que me gustaba, una foto bonita, un cuento,… algo.

Esto me hizo cambiar el foco poco a poco y con el tiempo noté como me levantaba por la mañana buscando bonitos imágenes, cazando bellos momentos,… mirando con otros ojos…

Estuve dos años así – todos los días – hasta que llegó un día que sentí que ya… Ya! …y cerré la puerta a ese zyber-espacio que había creado. Ya no lo necesitaba más. Ya podía ver las noticias en la tele sin hundirme, podría considerar lo que podría hacer yo por el medio ambiente sin sentirme abatida por la sensación de impotencia paralizante.

Ya podía y quería seguí mi camino y aplicar esa energía creativa y ese tiempo en mirar hacía otro paisaje.

 

 

 

Hay mil maneras de besar la Tierra

Acariciar la hierba del prado.

Ver el orgulloso color de la flor.

Beber el agua del riachuelo.

Escuchar el vuelo del abejorro.

Nombrar cada pájaro.

Tocar el tronco del árbol.

Sentir el calor del sol.

Dar la cara al viento.

Dejar la tierra respirar contigo.

                                    Hay mil maneras de vivir la vida…

SOLO HAY QUE MIRAR PARA VER

DSC_0137

Soy un “cazaimágenes”.

Me paso el día buscando imágenes; móviles, estáticas, con sonido, con olor,… Observo el equilibrio el color, la composición, la luz, el contraste, el calor…

Las instantáneas que encuentro me ayudan a estar presente en el momento. Me concentro en el aquí y ahora intentando grabar lo visible y lo invisible para guardarlo en mí y, aunque son imposibles de compartir, creo que llegan a formar parte de mi ser y se reflejan a mi alrededor si las llevo conmigo en forma de tranquilidad.

Me cuesta un poco explicarlo pero esta forma de estar me da paz en el ser

Ser “cazaimágenes” me hace sentir más viva.

Me enriquece.

 

Fusión; imagen y letra

Mi próxima exposición será en Logroño!                           Inauguración: 27 de febrero.

DSC_0251Me ha invitado Universidad Popular – un Centro de Educación de Personas Adultas independientes creado desde una asociación sin ánimo de lucro. Tienen cursos y talleres de diversos temas siempre orientados a la formación y la educación durante toda la vida para ser más felices y mejores personas. Dan cursos desde la alfabetización a los idiomas, el arte, las artesanías, danza, yoga, arqueología….

A finales de Febrero y marzo organizarán un Programa Abierto a toda la ciudad y una sala de exposición en el centro de Logroño me está esperando.

La exposición que llevo se llama: “Lo Grande en lo Pequeño” y es una fusión de miniaturas de acuarela y poesía. Quiero transmitir la importancia que pueden tener los pequeños detalles y momentos en nuestras vidas. A veces solo hay que mirar para ver… 

Todo empieza por un sueño!

 

 

Pequeñas reflexiones…

PR3

…sobre la educación y su poder – sobre como vivir presente el día a día junto a los niños.

Reflexiones sobre respeto, empatía, creatividad,… para un mundo mejor…

comprar

 

Dulce Noviembre

 

Mañana del frío Noviembre lleno del brillo y del intenso color del aire. La escarcha marca cada línea que forman hojas, troncos, árboles,…

Me regalo dos minutos en el medio del prado y en el medio del movimiento – justo entre lo que he hecho y lo que voy a hacer.

Siento como mil y un reflejos de sol me llenan – me llenan los ojos, la piel, los pulmones – me llenan cada célula de mi cuerpo con nitidez.

Respiro el ayer, inspiro el hoy.

Mindfulness (20) y la Naturaleza

nov 001

Media hora de paseo por el bosque tiene un efecto benéfico sobre nuestra salud y, especialmente, sobre los signos de estrés que podamos sufrir como por ejemplo alta presión arterial.

Date el lujo de un paseo lento, aunque sea corto, por el campo con plena conciencia. Fíjate en lo que ves, como huele, los sonidos,…

Fíjate en la forma del árbol, el color de las piedras, el vuelo de los pájaros, el sonido te tus pasos y del zumbido de los insectos, el lento cambio de forma de las nubes,…

Respira el viento.

“Una mente clara permite ver más claramente los problemas de la vida” y te ayuda a afrontarlos y ver nuevas soluciones – nuevos horizontes.

Mi Tiempo Mío

“La carencia de tiempo libre potencia la incidencia de patologías como la ansiedad y el estrés.” KitKat

Corro para ver…

Corro para ser…

Corro para respirar…

Corro para llegar…

Corro… para no tener que correr…

Mil veces habré dicho “no tengo tiempo”, “me faltan horas”, “ojalá pudiera… pero no puedo”… Mil veces habré oído las mismas frases de otras personas… No es solo un decir o una escusa sino que la sensación es real. En algún momento he entrado en la dinámica de dejar que el tiempo se me escapara. Este verano me encontré con una amiga, escritora y alma solidaria, que hace unos años dejó la capital y se fue a vivir en las afueras de Sevilla y me dijo que lo que más aprecia de ese cambio es que ahora su vida tiene meses, los meses tienen semanas, las semanas tienen días y los días tienen horas. Mi hizo reflexionar sobre el tiempo. Llevo años persiguiendo mi tiempo – muy consciente de ello y practicando mindfulness – pero aún así tengo la sensación de correr detrás… haciendo un montón de cosas pero nunca suficientes. Después de varias semanas regando esa semillita que me sembraron las palabras de mi amiga en mi mente he decidido ser otra vez responsable dueña de mis horas y de mis días. He empezado con el ejercicio de darme pequeños “ratos de Kit-Kat” – pausas energéticas para focalizar y reflexionar y estar conmigo. Otro ejercicio muy bueno es nunca decir a nadie la típica frase de que no tengo tiempo. No hay argumento para no disponer – por supuesto sin ser egoísta para nadade mi tiempo que es mi vida.

Ejercicio para Actuar plenamente Consciente

palmar 016

(Mindfulness 18)

Quiero compartir un ejercicio de mindfulness perfecto para estos días de vacaciones aprovechando un rato en la playa tomando el sol o descansando en la sombra en la hamaca:

Quédate quieto durante 5 minutos y comprométete a no moverte, bajo ningún concepto, de manera automática – busca el control total. No puedes cambiar la postura ni rascarte si te pica ni espantar la mosca que pasea por tu cara sin primero reflexionar y pensar en lo que vas a hacer. Observa y controla el impulso. Si necesitas rascarte espera un instante – siente el cosquilleo (donde, como, intensidad) – y luego te rasgas cuando tu lo decides plenamente consciente del movimiento.

¡Siente y disfruta!

 

Pequeños detalles…

  … , temporales y persistentes. En ellos dejo descansar mis ojos de vez en cuando para recordar que vivo mi vida. Me rodeo con esos detalles para siempre tener esos espacios, por pequeños que sean, donde habita mi luz y mi paz…

rincón1  rincón2  Rincón3 

 

Ruido o Sonido – Mindfulness 17

ruido

He dormido mal. La mañana no me ha cundido e intento escribir mientras los niños juegan en la habitación de al lado con voces altas que no paran de llegar a mi en un continuo chorro. Me entran ganas de decirles que se callen pero… paro un momento – cierro los ojos un momento y respiro – y me concentro en escuchar lo que dicen, en seguir su juego a distancia y en ese mismo instante el ruido cambia a ser sonido. Mi agobio desaparece y me invade la felicidad escuchando dos pequeñas personas creando un mundo imaginario basado en sus impresiones del día.

Disfruto… y sigo escribiendo…

Con el parón he ganado tiempo, he recuperado la concentración y – sobre todo – calidad de vida.

 

Mindfulness (16) – un premio

yo 025

Llevo varios meses escribiendo sobre Mindfulness porque siento mucha necesidad de compartir mi experiencia.

Empecé, hace un año mas o menos, haciendo unos ejercicios que me inventaba porque me sentía injustamente infeliz – quiero decir que mi vida era realmente todo lo que siempre había soñado y aun así la melancolía y el típico bajón me dominaba. Los ejercicios consistían en todos los días agarrar un momento y realmente prestarlo atención – escribiendo, sintiendo, saboreando, hablando… (Yo, personalmente, me concentraba en momentos buenos ya que necesitaba dar más importancia a lo positivo para redirigir y ver nuevos caminos en cuanto a mi forma de pensar.)

Un día, escuchando la radio, alguien habló de Mindfulness y me dio un nombre y un “método” a lo que yo practicaba por mi cuenta y me hizo creer todavía más en el poder de vivir la vida sintiendo la felicidad simplemente tomando la decisión.

No fue fácil pero sencillo. Me cambió el día a día. Cambió mi forma de pensar y mi forma de dar mas o menos prioridad e importancia a las cosas. De saber dejar volar un pensamiento que antes se perdía dando vueltas en mi cabeza haciendo mas daño que bien.

Muchas veces necesitamos una mano que nos guía para dar el primer paso y me gustaría estrechar esa mano a la persona quien lo necesite. Por muy pequeño que sea ese paso si es en la dirección correcta la misma atracción de la luz atrae tan fuerte que la inercia te lleva. La recompensa es muy grande.

 

Mindfulness 15

Presente – día a día

primavera knopp

Un pequeño truco para que no tengas la sensación de no vivir cada día de tu vida:

Busca pequeños cambios – son más fáciles de encontrar es en la naturaleza…  Nada es estático así que, por muy pequeños que sean – buenos o malos, bonitos o feos – siempre existen.

¡Encuéntralos y vívelos! 

Minfulness presente en el día a día

Casa 021      (14) Mindfulness – la Plena Conciencia: Vivir el Momento

Es algo tan sencillo y tan simple pero muchas veces y en muchas épocas de nuestra vida brilla con su ausencia en nuestro día a día. Eso da paso al estrés, el agobio y el estancamiento en pensamientos o hábitos.

Para volver al camino de Estar Presente en el Momento no hace falta ni mucho tiempo ni un cojín de meditación – simplemente respirar conscientemente…

Respira tras veces al despertarte por la mañana conscientemente. Piensa simplemente en respirar sin mas y guarda alguna sensación de ese momento.

Cuando estas en la ducha respira tres veces conscientemente y guarda alguna sensación – agua, sonido, olor…

Cuando abres la puerta de tu casa y te encuentras con el aire de temperatura y densidad distinta respira tres veces conscientemente y siente.

Cuando quieres decir algo a alguien…

Cuando vas a dar el primer bocado a la comida que huele tan bien…

Regálate esos pequeños momentos/instantes/segundos a ti mismo y notarás un cambio – una nueva senación de bienestar.

Un pequeño detalle que hace diferencia.

“He reconocido mi felicidad en el ruido que ha dejado al irse.”

Jaques Prévert (Mindfulness 13)

hogar 007

¿Por qué tantas veces tenemos que pasar por una situación difícil para darnos cuenta de lo bien que estábamos antes?

Los seres humanos tenemos una capacidad extraordinaria para adaptarnos. Cuando llega una desgracia, al final y aunque sea duro, nos acostumbramos y pasa lo mismo con la felicidad – la adaptación hedónica. Apenas miramos a la persona que tenemos a nuestro lado por la mañana, nos cansamos rápidamente del coche que compramos con tanta ilusión, nos ponemos el abrigo sin fijarnos en el forro tan suave que nos cautivó al comprarlo – ni siquiera pensamos en nuestro propio cuerpo sano hasta que duela o se queje de alguna forma…

La persona que logra frenar este proceso de adaptación hedónica y ser más conscientes de cada momento gozará de los pequeños instantes y experiencias sencillas – verá los detalles – se sentirá más feliz.

¡Tu puedes…! (mindfulness 12)

mano rienda

Nuestros pensamientos están directamente relacionados con nuestras emociones. El típico bajón, la ansiedad o la depresión se retroalimenta de la importancia y frecuencia de pensamientos negativos que son directamente fruto del mismo.

Es un circulo vicioso muy difícil de romper pero se puede – ejerciendo la presencia:

Aprende a reconocer tus pensamientos más frecuentes – escríbelos y enuméralos. Por ejemplo: “Siempre es culpa mía”, “El mundo va contra mi”…

Ver los pensamientos negativos frecuentes venir, ser consciente en el momento que aparecen y analizar la situación nos ayuda a tomar distancia y de quitarles influencia que ejercen sobre nosotros y nuestro estado de ánimo ese día, ese momento o en una situación especial. 

¡Coge las riendas!

Mindfulness (11) – activando el último (?) sentido

El gusto – que está muy relacionado con el olfato.

Tiene el poder de apartarnos rápidamente del presente y por eso se dice que hace falta 10 intentos para poder decir si un alimento gusta o no porque hay tantas otras cosas que influyen: olor, aspecto, situación, temperatura, el chef, el estado anímico… 

the

Mindfulness (10) – activando los 5 sentidos

Mind olfato

El olfato es un sentido muy poderos pero lo utilizamos poco. A menudo catalogamos en olor simplemente como “bueno” o “malo”.

Yo percibo mucho los olores pero muy pocas veces intento describirlos o analizarlos. A menudo reconozco olores pero no sé que es y me cuesta identificarlos por falta de costumbre. Se puede hacer ejercicios para entrenar este sentido:

Empieza por buscar distintos olores en tu casa: cebolla, jabón, lana,… y descríbelos intentando encontrar variedad de adjetivos. El siguiente paso es intentar percibir 3 olores distintos que hay en tu entorno e identificarlos.

Sabíais que existe una pequeña sección del brazo corto del cromosoma seis del gen humano que nos ayuda a encontrar nuestra media naranja usando nada más que la nariz. Las personas compatibles encuentran la otra mitad genética óptima “oliendo la atracción” entre sí – la química del amor.

Mindfulness (9) – activando nuestros sentidos

silencio

El oído – Estamos constantemente estimulados por una impresionante cantidad de sonidos – los oímos pero ¿los escuchamos?

Focaliza tu atención un momento a todos los ruidos que hay a tu alrededor e identifícalos… Seguramente hay más de lo que pensabas.

Yo siempre digo: “Yo nunca pongo música o radio por las mañanas en casa porque necesito el silencio.” – pero ahora que me fijo mi silencio está lleno de ruidos.

Mindfulness (8) – activando los 5 sentidos

Arbolmind

La vista – seguramente ya has comprobado lo distinto que puede ser ese camino que normalmente recorres conduciendo cuando vas de copiloto o andando.

Para realmente ver – no solo mirar – a veces hay que volver a descubrir intencionadamente y prestar atención especial a las cosas… como si las vieras por primera vez. Las personas que tienen niños pequeños cuentan con una ayuda fantástica para redescubrir las cosas que ya resultan tan cotidianas. Los cambios estacionales en la naturaleza también son una buena ayuda; de repente un día ves el árbol que está en la entrada de tu calle porque sus hojas han cambiado de verde a amarillo o un día te fijas en la plantación en la esquina del jardín porque han aparecido las flores azules de primavera,…

Hay tantas cosas bonitas a nuestro alrededor – solo hay que verlas para sentirse sobrecogido por la belleza que siempre está allí.

A mi me apasionan los árboles. Pueden tener mil formas y tamaños pero siempre me parecen perfectos – en equilibrio. A veces, cuando necesito ver no solo mirar, me siento fuera y me concentro en un árbol quitando, en la mente, todo el alrededor. Veo el contorno, el color, el tamaño, cada rama, la textura del tronco, las partes que se mueven por el viento,… Encuentra el objeto que a ti te llama la atención y pruébalo – puede ser un edificio, un coche, una flor, un bolígrafo,…

Mindfulness (7) – activando los 5 sentidos…

… empezando por el tacto.  La piel es el órgano mas extenso de nuestro cuerpo y, seguramente, el sentido mas fácil de activar.

otoño 096

Voy a describir tres situaciones para vivir el tacto plenamente consciente:

  • Cuando sales de la ducha seca todo tu cuerpo – toda la piel – frotando un poco más fuerte que lo normal. Nota la sensación del algodón limpio en tus brazos, en tus piernas y en cada centímetro de tu cuello. Imagina como quitas las células muertas y como activas los capilares finos que nutren hasta la última capa de tu piel.
  • Cuando te acuestas en la cama por la noche, antes de coger la postura habitual para leer o dormir, túmbate boca arriba durante un minuto con los ojos cerrados. Nota como cada parte de tu cuerpo es arropado por pijama o sábana fresca, si la tela esta lisa o arrugada. Siente como se hunde algunas partes de tu cuerpo en el colchón y la ligero peso sobre ti del edredón o la manta.      

… y mi favorito:

  • La próxima vez que llueve; sal, respira hondo, cierra tus ojos e inclina la cabeza hacía el cielo un momento. Concéntrate en la sensación de las gotas que tocan tu rostro, tu frente, tus labios. Donde caen, la temperatura, el peso…

El sexto lunes de mindfulness – con nuestro cuerpo

Postura1

Una de las herramientas más útiles cuando se trata de conectar con el presente es sin duda nuestro cuerpo. Generalmente solo somos conscientes de, por ejemplo, la rodilla o el oído cuando duele y arriesgamos a no notar el impacto que puede tener el entorno, en forma de por ejemplo estrés o comida, en nuestro físico a tiempo.

Fíjate en tu postura actual sin modificar nada. Si estas sentado observa que partes tocan la mesa, la silla y el suelo. Siente si hay tensiones y donde. Varias veces al día, cuando te sientas a comer, a leer, conducir o descansar, toma conciencia de tu postura

Presta atención a tus rodillas, el ombligo, tus muñecas, un dedo, el cuello, los ojos, tu cabeza…     ¿Sabes cuanto pesa tu cabeza?

5º lunes de mindfulness

Adolfo 002

Parte de la plena consciencia es observar sin esperar nada.

Casi por inercia pasamos todo el día comparando, juzgando y catalogando personas, lugares y situaciones. Nuestro cerebro está todo el día analizando a tope. A parte de consumir un montón de energía nos dificulta o impide ver las cosas como son – las personas de verdad – las intenciones del otro.Observar una situación sin juzgarla da una sensación de libertad especial – objetividad y simple verdad.

Normalmente somos muy duros con nuestro propio físico así que empezamos por aquí. Mírate en el espejo un momento. Toma nota de las observaciones que haces que valoran tu rostro e intenta cambiarlas por una descripción pura – ni negativa ni positiva – solo lo que ves.

Vuelve a hacer esto una vez al día esta semana – un momentito observando tu mano, una persona, un objeto o una situación – sin valorar, solo describir. Es un ejercicio muy simple pero cuando lo consigues, e incluso te sale natural, te da una sensación de liberación.

4º lunes con mindfulness

rana 031

Algunas personas me han preguntado que hacer con los resultados de los tests y los ejercicios de mis lunes, quien los puede valorar, comentar, poner remedio, etc. La respuesta es: TU. Yo intento dar, mediante estos textos cortitos y simples, la oportunidad de que veas y seas consciente de momentos y costumbres que, probablemente, vives con el autopiloto puesto, sin darte cuenta y menos sentirlos. Lo que hagas con los resultados de estos pequeños tests depende de ti, de las ganas o de la necesitad que tienes de cambiar algunas pequeñas pautas en tu día a día.

“Si se mete una ranita en una cacerola con agua fría, que se va calentando poco a poco muy lentamente, la rana se habitúa y se adapta al cambio progresivo y acaba hervida. En cambio, si se mete la ranita directamente en agua muy caliente pegará un salto y salva su vida.”

¿De cuantas costumbres, exigencias, rutinas, hábitos sociales, opiniones comunes, etc. te has acostumbrado e incluso llegado a aceptar cuando realmente no van contigo, tus valores – con la persona que tu eres?

Tercer lunes con mindfulness…

Kratta

…por petición y por la importancia que creo que tiene el sentir que vives la vida de verdad.

Durante gran parte del día funcionamos con el autopiloto puesto, sobre todo mientras que hacemos las tareas de todos los días, y es muy fácil caer en una “inconsciencia crónica” corriendo el riesgo de simplemente estar y los días pasan, uno tras otro, sin que nos demos cuenta casi. ¿Cuántas veces al día nos dejamos llevar por pensamientos que realmente no controlamos?

El ejercicio de hoy es hacer una lista de las cosas que has hecho desde que te despertaste hasta ahora, una tras otra, y si realmente estabas presente, (es fácil pensar “Buf, que rollo. No tengo tiempo…si acaso luego…o esta noche”… pero no lleva tanto tiempo y merece la pena. Si ahora no es el momento busca otro… nada de estrés y sin estar presente 😉 ) por ejemplo:

Actividad – …y además…

Hacer la cama – planificar el día …ni siquiera me paré a mirar lo bonito que queda…

Vestirme – revisar el bolso del gimnasio, pendiente del hijo que se tiene que levantar ya

Desayunar – mirar el segundero del reloj, pensando en el tráfico que cogeré

Llevar los niños al cole – pensar en lo que voy a hacer después… …

Personalmente, haciendo este ejercicio me doy cuenta rápidamente de que, casi siempre, estoy mentalmente en el siguiente paso…en la siguiente actividad… ¡Tengo que mejorar eso!

Lunes de nuevo… y mindfulness

reloj colgando

Vivir la experiencia, tal y como se presenta, segundo tras segundo.

Nuestra poderosa “maquina de pensar e imaginar” muchas veces nos lleva a momentos distintos a los que vivimos. Además seguramente nuestra educación social y cierto automatismo nos empuja a siempre “judgar” las situaciones – a poner negativos o positivos – y tendemos a no disfrutar del todo cuando la vida nos sonríe o a rebelarnos cuando es difícil. Esto hace que a veces nos sentimos extraños en nuestra propia vida.

Hoy es el segundo de una serie de lunes que escribo y comparto ideas sobre mindfulness y el segundo pasito iluminando un camino, para el que quiera y lo considera necesitar, para sentirse dueño de su tiempo y plenamente vivo. Es un pequeño questionario, una herramienta, para reflexionar sobre como reaccionas normalmente en distintas situaciones cotidianas (no he querido poner escala de puntuación porque creo que es importante que lo mida cada uno según sus valores y metas):

  • Hago tareas y trabajos rutinarios sin darme cuenta.
  • Me cuesta concentrarme en lo que estoy haciendo; leer, escuchar la radio,…
  • Camino rápido auque no tenga prisa.
  • Se me caen cosas o tropiezo porque voy con “el autopiloto” puesto.
  • A menudo reparo en una sensación/un sentimiento ya después del momento en que la viví.
  • No paro a dar vueltas a algo en mi cabeza a pesar de que me estan contando algo.
  • No suelo prestar atención a tensiones o dolores físicos hasta tarde.
  • Se me olvida el nombre de una persona casi inmediatamente después de oirlo.

Detente un momento y interioriza este momento: ¿Qué sientes? ¿Hay ruidos? ¿Cómo es la luz? ¿Cuál es tu postura? 

Mindfulness – Plena Conciencia

Sentir y vivir el momento.

Flor azul hor

Somos parte de una sociedad que continuamente y velozmente dirige la atención al mañana o al pasado pero también nos ocupan la mente preguntas existenciales como: ¿Porqué estoy aquí? ¿La vida tiene sentido? ¿Después de esta vida qué hay?…

Mi “granito brillante” de este lunes son unas preguntas diferentes – un pequeño paso hacía mindfulness que puede cambiar la forma en que vives tu vida: ¿Cuándo empieza verdaderamente mi vida? ¿Cómo hacer para valorar realmente la vida a pesar de las circunstancias exteriores sobre las que no siempre ejerzo el control?

¿Qué es para ti Plena Conciencia? ¿Cuándo fue la última vez que viviste Plena Conciencia? Intenta llamar emocionalmente ese momento y repara un momento en la sensación…

“No tenemos sino instantes que vivir.”Jon Kabat -Zinn