enero…de nuevo

DSC_0622 1

Poco a poco “mi rutina no rutinaria”, que tanto quiero, se está instalando en mi día a día. Este año arranco de lleno – muy en serio – con mi segundo poemario en Sueco. Lo estoy dedicando aproximadamente 8 horas diarias/ 7 días a la semana y tengo que admitir que me está costando mucho. Hasta ahora siempre he hecho traducciones de poesía de sueco a español pero esta vez es al revés y estoy todavía averiguando la forma de pensar para conseguir el ritmo y la magia de la poesía. Los dos lenguajes son muy distintos y, por lo tanto, la construcción de los versos es muy diferente…  Del español al sueco me sobran palabras…

De todas formas y entre línea y línea tengo tiempo para mis grullas – sobre todo las de acuarela. Tengo varios relojes vintage y colgantes con miniaturas de acuarela –  “LifeGuide-Amulets” (disponibles en mi tienda) – y llegará alguna novedad que iré enseñando …!

 

 

…una carta de Simón, 8 años:

_20190319_182629Yo y mi hermano, como no podemos hacer tanto contra la contaminación de las fábricas y los coches, pues hemos decidido que cada fin de semana nos vamos a ir al campo a recoger basura.

Me parece muy importante que no tiremos basura en el campo, en la calle, en la playa o donde sea menos en el cubo de basura.

Me parece que todos podemos hacer un esfuerzo para que no haya basura en el mar, que no se mueran las ballenas o que las tortugas no confundan bolsas de plástico con medusas o que los animales en el campo se corten con cristales o se enganchen en alambres oxidados o que los pájaros se ahoguen con trozos de chicle.

Si cada uno de nosotros decidimos nunca más tirar cosas por allí que no pertenecen a la naturaleza se acabó el problema.

¡Así de fácil es!

de Simón

Hay mil maneras de besar la Tierra

Acariciar la hierba del prado.

Ver el orgulloso color de la flor.

Beber el agua del riachuelo.

Escuchar el vuelo del abejorro.

Nombrar cada pájaro.

Tocar el tronco del árbol.

Sentir el calor del sol.

Dar la cara al viento.

Dejar la tierra respirar contigo.

                                    Hay mil maneras de vivir la vida…