tormenta y calma

Este fin de semana me ha llenado tormenta y calma. He disfrutado del fuerte viento tirando de mi pelo y de mis pensamientos, del cielo espectacular de tormenta dando un tono mágico al campo. También he disfrutado de momentos delante de la chimenea con olor a encina y marshmello, de ratos con niños y un puzzle interminable y, como no, con la acuarela.

 

…una carta de Simón, 8 años:

_20190319_182629Yo y mi hermano, como no podemos hacer tanto contra la contaminación de las fábricas y los coches, pues hemos decidido que cada fin de semana nos vamos a ir al campo a recoger basura.

Me parece muy importante que no tiremos basura en el campo, en la calle, en la playa o donde sea menos en el cubo de basura.

Me parece que todos podemos hacer un esfuerzo para que no haya basura en el mar, que no se mueran las ballenas o que las tortugas no confundan bolsas de plástico con medusas o que los animales en el campo se corten con cristales o se enganchen en alambres oxidados o que los pájaros se ahoguen con trozos de chicle.

Si cada uno de nosotros decidimos nunca más tirar cosas por allí que no pertenecen a la naturaleza se acabó el problema.

¡Así de fácil es!

de Simón

el mayor regalo

Yo crecí en el campo con muy pocos niños a mi alrededor. Pasaba el día (bastante) sola en el medio de la (casi) nada pero no recuerdo sentirme sola jamás – no recuerdo sentirme aburrida nunca…

Verntana1

Pasaba el día en mi cuarto dibujando, cortando, pegando,… o en el taller de mi padre serrando, clavando, pintando,… o el bosque cavando, construyendo, descubriendo,…

Mi creatividad no veía obstáculos.

Mi imaginación no tenía límites.

El mayor regalo que me hayan podido dar jamás, consciente o inconscientemente, fueron esos años en mi infancia en los que el tiempo y el espacio era mío – esos años me dieron herramientas que siempre llevo conmigo…

Regálales a tus hijos tiempo para ser Creativos

Ser creativo es mucho más que pintar y hacer manualidades – yo creo que es, sobre todo, buscar y encontrar soluciones. Soluciones en la vida en general; en la casa, en el trabajo, en relaciones,… Soluciones a rotos, a ocupación, a necesidades materiales, a organización, a soledad,…

La creatividad ayuda a siempre ver una puerta abierta.

La manera de regalar la virtud de la creatividad a nuestros hijos es justo lo contrario a los mil y un juguetes terminados y de la constante compañía y eterna actividad.

Darles herramientas para crear puede ser por ejemplo clavos martillo, plastelina, palos, piedras,… pero sobre todo tiempo.

Hoy en día está tan de moda el “slow life” para los adultos pero – ¿y para los niños?

Regálales tiempo para “aburrirse” – para estar a solas. Regálales tiempo para necesitar crear.

Regálales tiempo para aprender a disfrutar de crear – de ser creativos – de encontrarse las puertas abiertas.

Envío de Deseos

snöluckta

Todos los años, un par de días antes de Navidad, los niños hacen un farol de nieve y en una de las bolas esconden una cartita para Papa Noel con tres deseo. El primero que venga a visitarnos en Noche Buena, el segundo un regalo y el tercero… lo guardan para otra ocasión (siempre puede llegar un día que realmente necesitas pedir algo).

Si el día siguiente el farol se ha caído y el papelito ha desaparecido pueden estar seguros de que Papa Noel vendrá a casa.

Historias de Navidad

Cuentos Nav

de Astrid Lindgren

Un trocito de mi cultura y de mis navidades de corazón…

Un pequeño recopilatorio de cuentos (con la ilustración original), sobre estos momentos del año, que te lleva a vivir la calidez de inocencia y de humanidad compartiendo los costumbres y tradiciones navideñas de Suecia.

Tracucción a castellano: Amanda Eda Monjonell Mansten

Regálales Ilusión

Llave castillo

Reflexión en tiempos de Navidad y meta en mi vida:

Enseñar a los niños, desde el primer día, el valor de las pequeñas cosas y la importancia de los pequeños detalles y el placer de dar tanto como el de recibir…

Hoy en día supone un esfuerzo por dar calidad en vez de cantidad pero pienso que valdrá la pena. Tenemos una oportunidad para dar a nuestros hijos un regalo infinitamente valioso que disfrutarán el resto de su vida – La Ilusión.