La Muerte

Ego muerte

Últimamente, por circunstancias de la vida, pienso mucho en como reaccionaría yo si me diagnosticaran una enfermedad que tuviera como única salida la muerte. Creo que entraría en pánico – dudo que sería tan fuerte , tan serena, inteligente y entera como otras muchas personas…

Lo único bueno de pensar en la muerte es que me entran todavía más ganas de vivir…

Secretos

Tesoro

Hay distintos tipos de secretos. Los oscuros y pesados de una o varias vidas, los que se heredan; sobre una muerte, sobre un maltrato, sobre una desaparición o un, en ojos del entorno, pecado – siempre atados a la vergüenza.

También hay los secretos que brillan, como pequeñas perlas. Los que son como pequeñas mariposas con alas azules aleteando en el huequito cerca de nuestro corazón; un amor, un saber, algo nuevo, algo propio. Como un pequeño tesoro enterrado por un niño.

El escribir es un poco así – creas un pequeño tesoro en tu interior y lo guardas y lo mimas mientras crece con tu pensamiento y madura con tu reflexión… Una obra no se expone hasta que no esté lista para que no pierda su fuerza y su magia – su brillo de perla.

Vivimos en un tiempo que nos sugiere compartir todo. Claro está que injusticias deben salir a la luz y claro está que es bueno dar aire a los sucesos difíciles para que no se vuelvan secretos oscuros y pesados pero… ¿qué pasa con los pequeños secretos que brillan – nuestras pequeñas perlas – si los compartimos tan rápido como podemos sacar el móvil del bolsillo? ¿Qué pasa con el sutil aleteo de mariposa cuando exponemos nuestras instantáneas instantáneamente en las redes sociales?

¿Qué pasa cuando alguien desentierra el pequeño tesoro del niño sin entender su verdadero valor?

¿Nuestros pequeños secretos pierden su fuerza y su magia al ser contados?

¿El huequito cerca de nuestro corazón se queda vacío?

Yo creo que los pequeños secretos – nuestros pequeños momentos íntimos en imágenes e ideas – para La Vida es como la flor en el jardín: no es para nada necesaria para que sea un lugar precioso pero hace diferencia – llena, estimula, completa,…

A 3,5 cm de la Muerte

vida 084

Ayer yendo en coche con Oliver y Simon por la M-40 con bastante tráfico, dentro de uno de los túneles había dos coches parados y abandonados en el medio del carril izquierdo con las luces apagadas y sin triangulo puesto. Los conductores habían salido y estaban pegados a la pared de pié hablando a unos cuantos metros. Cuando los vi ya estaba prácticamente encima y esquivé los coches a pocos centímetros y de milagro echándome a la derecha sin saber si el coche que tenía a mi lado le iba a dar tiempo a reaccionar o no…

Tuve suerte o, tal vez, fueron los angelitos de mis hijos.

Primero solo sentía rabia – un odio tan intenso hacía las personas que son capaces, sin pensar supongo, de jugar con la vida de los demás.

Ahora mismo siento amor tan intenso hacía la suerte, el destino, los ángeles de la guarda, la casualidad o lo que sea… La vida.  Hoy me cunde el día.

Otra joya en la Librería:

“El Viejo y el Mar” de Ernest Hemingway

El viejo y el mar1libro viejo mar

“Todo en él era viejo, salvo sus ojos; y éstos tenían el color mismo del mar…”

La soledad, la dura relación del hombre con la naturaleza, la afirmación del deseo de vivir a pesar de las frustraciones y desengaños, el sentimiento de muerte, la valentía física e intelectual… Son algunas de las circunstancias de la vida ante las cuales Hemingway expresa una profunda sensibilidad.

Es la historia de un viejo pescador a quien la suerte parece haber abandonado y el desafío mayor al que se enfrenta; la batalla despiadada y sin tregua con un pez gigantesco en las aguas del golfo. Fue escrito por encargo de la revista Life en 1952.

¡Es un pequeño libro gigante!

El año de los bichitos…

junio 030

…es sin duda este año para nosotros.

Llegó un momento, esta primavera, que los peques tenían botes con bichitos por todas partes y al final me vi forzada a organizar el tema. Ahora tenemos el Rincón de Insectos (fuera de casa) con cantidad y espacio limitado.

Pienso que este entretenimiento es muy positivo para los niños (a lo mejor no tanto para las hormigas y los bichobolas). Cuando encuentran un insecto nuevo nos metemos en internet buscando nombre de la especie, que come, donde vive… En el bote asignado intentan crear el hábitat perfecto para el inquilino, lo miman, lo dan de comer y después de un tiempo lo sueltan.

Algunas veces también tienen que familiarizarse con la muerte – triste pero inevitable. A raíz de esto y la muerte de nuestra perra y de una foto de mi abuela (fallecida desde hace tiempo) los peques piensan y preguntan mucho sobre este tema. Intento siempre darles tiempo y respuestas sinceras. No tener miedo de responder “no sé”. Enseñarles que la muerte es parte de la vida.