Inspiración en otoño…

Esta semana la he dedicado exclusivamente a la pintura. Por el momento tengo dos proyectos este invierno que me hacen muchísima ilusión. Esa ilusión funciona como una inyección de creatividad.

Estoy haciendo nuevos “tinies” de otoño/invierno. Lo que más me inspira a la hora de crear es la naturaleza y eso se ve claramente en mis pinturas – ahora mis árboles están sin hojas, mis lagos están más fríos y mi cielo más oscuro…

También estoy trabajando en una serie especial “Madrid” lo cuál es muy divertido porque normalmente no pinto ciudad. Un gran reto sin duda – os enseñaré más adelante.

En diciembre expondré, junto con otros artistas, en la galería de arte Juca Claret en Madrid. Será una bonita exposión en la víspera de Navidad.

El otro proyecto es en febrero – si no hay cambios por las cincunstacias que vivimos este año en Madrid. Me han propuesto participar de nuevo en la feria de arte JustMad. El año pasado se celebró en el Palacio Neptuno y el ambiente era fantástico!

Así que… la semana que viene me toca trabajar en el taller jornada completa – la verdad es que tengo muchas ganas de terminar los pendientes enarcados y diseñados especialmente para una persona en concreto… Un regalo precioso!

Porqué tan pequeño?

Mucha gente me pregunta porqué pinto tan diminuto…

 

Lo de pintar miniaturas surgió porque ;  

llevaba un tiempo sin coger un pincel  –  entre mis dos niños pequeños y el taller de joyería de plata no me sobraba mucho tiempo… Todo en mi vida iba fenomenal pero, sinceramente, no me encontraba muy bien lo cuál me provocaba cargo de conciencia porque debería de sentirme feliz… y sonreír y…    Tuve la sensación que la vida me llevaba por delante…      

Un fin de semana iba a hacer una escapadita a Estocolmo para visitar a mi hermana pequeña que se acababa de comprar un piso y quería regalarla algo mío y pensé pintar algo. Se lo comenté a mi madre y me dijo “Que sea algo pequeño porque su piso es minúsculo.” Pinté una cosa muy pequeña y la experiencia me llenó en muchos sentidos…

Pintar miniacuarelas (pintar y crear en general) es una forma de mindfulness muy parecido a meditación – yo lo llamo peacefulness. Te tienes que fijar en los pequeños detalles que hacen la imagen y crea la sensación y el equilibro.

Pintar miniatura de acuarela para mi fue (o es) un reto no solo por el tamaño sino también por como pensar/como pinta. Antes siempre pintaba en acrílico y entonces empezaba con el fondo e iba creando la imagen poco a poco – los detalles, las figuras. Con la acuarela es al revés – cada detalle tiene que estar en mi cabeza desde el principio. Exige una concentración tremenda; primero porque no puedo dibujar antes lo que voy a pintar – la punta del lápiz no es suficientemente fina y además “ensucia” y segundo porque uso acuarela clásica que no tiene blanco… 

Ahora solo menciono las dificultades pero realmente estos obstáculos son los que hacen mi trabajo con los “tinys” tan especial. Me ayudó (y ayuda) encontrar esa energía vital que existe en simplemente estar en el momento – en la vida.

18/10/19 …viernes!

¡Esta semana ha sido fantástica! (…y eso que nos ha llegado el otoño con frío y lluvia y eso, para la sueca más friolera del mundo, es duro…) He podido trabajar en el taller todas las mañanas y he podido pintar y escribir todas las tardes y noches – me ha cundido y me siento, a pesar de ser viernes, cargada de energía.

En el taller acabé otro anillo “Together” de cinco anillos finos juntados y me ha dado tiempo de empezar otro por encargo y uno nuevo de tres piezas.

He acabado una miniatura y he empezado una acuarela más grande – MUY grande para ser yo – y la verdad es que por ahora funciona… Espero poder enseñarlo pronto!

El trabajo creativo me llena tanto y la rutina me hace ahorrar esa energía positiva para más creatividad…

Sinceramente; tengo ganas de lunes…después de finde!!!

 

 

 

 

Una imagen en plata, acuarela o palabras

Mi trabajo en el taller, con la joyería de plata, es realmente muy parecido a mi trabajo pintando o escribiendo – mi intención al crear es transmitir una imagen y una emoción.

Una imagen que llega al observador – que llega a emocionar, hacer sentir.

Mi reto es generar una sensación de armonía en la vida; en mente y mundo.

 

Regálales a tus hijos tiempo para ser Creativos

Ser creativo es mucho más que pintar y hacer manualidades – yo creo que es, sobre todo, buscar y encontrar soluciones. Soluciones en la vida en general; en la casa, en el trabajo, en relaciones,… Soluciones a rotos, a ocupación, a necesidades materiales, a organización, a soledad,…

La creatividad ayuda a siempre ver una puerta abierta.

La manera de regalar la virtud de la creatividad a nuestros hijos es justo lo contrario a los mil y un juguetes terminados y de la constante compañía y eterna actividad.

Darles herramientas para crear puede ser por ejemplo clavos martillo, plastelina, palos, piedras,… pero sobre todo tiempo.

Hoy en día está tan de moda el “slow life” para los adultos pero – ¿y para los niños?

Regálales tiempo para “aburrirse” – para estar a solas. Regálales tiempo para necesitar crear.

Regálales tiempo para aprender a disfrutar de crear – de ser creativos – de encontrarse las puertas abiertas.

Bocetos en Acuarela

Boceto1Boceto2

Disfrutando dando una pincelada por un nuevo proyecto…

… muy interesante para los que aman los materiales ecológicos y la alta calidad…

Para saber más: https://www.facebook.com/cotonnus

Entretenimiento acorde con los tiempos que corren:

SUPER-ECOLÓGICO, SUPER-ECONÓMICO

Ayer dí a los peques un cubo con agua y dos brochas y se pasaron toda la tarde en la entrada del garaje. Estuvieron horas entretenidos pintando en el suelo, creando todo un mundo de enormes casas de fantasmas, tijerillas monstruosas, tractores, helicópteros y mariposas que, poco a poco, se iban vaporizando dejando sitio a la imaginación sin límite.

l2 003