tormenta y calma

Este fin de semana me ha llenado tormenta y calma. He disfrutado del fuerte viento tirando de mi pelo y de mis pensamientos, del cielo espectacular de tormenta dando un tono mágico al campo. También he disfrutado de momentos delante de la chimenea con olor a encina y marshmello, de ratos con niños y un puzzle interminable y, como no, con la acuarela.

 

Instantánea bajo cero

Bajo cero

16ºC bajo cero

El silencio en el mundo congelado es impactante – como si el campo estuviera conteniendo la respiración. Los rayos de sol brillan de frío y el aire se ha detenido en su movimiento.

Todo, precisamente todo, está recubierto de estrellas de hielo – miles de millones y cada una única.

Un momento congelado.