cropped-flor-neat-vert.jpg

Año Nuevo – Nuevo servidor:

a partir de ahora la dirección de mi blog es:

www.vidaanna.com

Gracias a vosotros, lectores de “Anna – y los pequeños detalles que hacen mi vida tan bella”, me he animado a dar un paso más en mi propia dirección. Gracias a todos por la confianza.

Para seguir recibiendo automáticamente mis entradas por e-mail tenéis que volver a inscribir vuestra dirección de e-mail en la página principal de www.vidaanna.com (la dirección está protegida y del todo invisible – incluso para mi).

Anna

 

nuesta Luz – nuestro Sol

madrugar 001

Una cosa es querer estar bien de verdad y otra muy distinta querer estar mejor. Si decides estar mejor, simplemente, te basta con enamorarte de vez en cuando, comprarte algo, recibir un aumento de sueldo. Amueblar la celda. Así puedes ir tirando, per recuerda que estás hecho para gozar del sol. Si, en vez de abrir la ventana para que entre, todos los días enciendes una lamparita, podrías acabar olvidándote de que existe, y al final, en esa habitación, el sol será la lamparita.”

Fabio Volo (de Un lugar en el Mundo)

Una lamparita siempre nos puede guiar o señalar. El sol siempre son ilumina el camino, la vida y alimenta nuestra propia luz.

 

“Trata a los demás como tu quieres que te traten a ti.”

Margarita

– otro decir de mi difunta abuela…

y la diferencia, con solo un pequeño gesto, es asombroso!

Si el primer contacto con una persona desconocida la inicias con una amplia sonrisa y una mirada a los ojos tienes todas las posibilidades de pasar el día entre sonrisas.

Por desgracia hay personas que son demasiado infelices para percibir e interiorizar una sonrisa de otra persona… pero en vez de sentirte ofendido o incomprendido por un trato injusto piensa en que, a lo mejor, has podido dejar una huella que ilumina su corazón por la noche…

Conscientemente he utilizado una sonrisa – para mi casi exagerada – al entrar en sitios donde sé que lo que voy a pedir es algo espacial, un poco fuera de lo habitual, exigiendo un poco más de atención o trabajo (ahora mismo tengo en mente la imprenta) y además me he mentalizado en la puerta para intentar a transmitir esa energía positiva a través de mi mirada y postura corporal que hará la diferencia entre un resoplo profundo negando con la cabeza y un interés por hacer algo nuevo y distinto que puede hacer este día tan interesante.

La verdad es que si te rodeas de sonrisas te sientes más feliz – ¡eres más feliz!

“He reconocido mi felicidad en el ruido que ha dejado al irse.”

Jaques Prévert (Mindfulness 13)

hogar 007

¿Por qué tantas veces tenemos que pasar por una situación difícil para darnos cuenta de lo bien que estábamos antes?

Los seres humanos tenemos una capacidad extraordinaria para adaptarnos. Cuando llega una desgracia, al final y aunque sea duro, nos acostumbramos y pasa lo mismo con la felicidad – la adaptación hedónica. Apenas miramos a la persona que tenemos a nuestro lado por la mañana, nos cansamos rápidamente del coche que compramos con tanta ilusión, nos ponemos el abrigo sin fijarnos en el forro tan suave que nos cautivó al comprarlo – ni siquiera pensamos en nuestro propio cuerpo sano hasta que duela o se queje de alguna forma…

La persona que logra frenar este proceso de adaptación hedónica y ser más conscientes de cada momento gozará de los pequeños instantes y experiencias sencillas – verá los detalles – se sentirá más feliz.