¿Qué es la vida humana?

¿Proceso o Proyecto?

¿Una vida forma parte de la vida sin principio ni fin… o una vida empieza y acaba y… se acabó?

No hay, ni habrá jamás, respuesta – cada persona puede elegir como quiere ver su vida para darla la importancia satisfactoria… Cada uno de nosotros tenemos la libertad y el derecho de decidir como medir nuestra existencia en esta tierra heredada de nuestros padres o prestada por nuestros hijos y nietos…

A pesar de nunca llegar a una conclusión científica creo que vale la pena pensar en esta pregunta de vez en cuando – te da perspectiva, te regala espacio.

kyrkogard

5º lunes de mindfulness

Adolfo 002

Parte de la plena consciencia es observar sin esperar nada.

Casi por inercia pasamos todo el día comparando, juzgando y catalogando personas, lugares y situaciones. Nuestro cerebro está todo el día analizando a tope. A parte de consumir un montón de energía nos dificulta o impide ver las cosas como son – las personas de verdad – las intenciones del otro.Observar una situación sin juzgarla da una sensación de libertad especial – objetividad y simple verdad.

Normalmente somos muy duros con nuestro propio físico así que empezamos por aquí. Mírate en el espejo un momento. Toma nota de las observaciones que haces que valoran tu rostro e intenta cambiarlas por una descripción pura – ni negativa ni positiva – solo lo que ves.

Vuelve a hacer esto una vez al día esta semana – un momentito observando tu mano, una persona, un objeto o una situación – sin valorar, solo describir. Es un ejercicio muy simple pero cuando lo consigues, e incluso te sale natural, te da una sensación de liberación.

La Mariposa

Mariposa1

Desde hace muchísimo tiempo la mariposa ha sido el emblema del alma, el renacimiento, la belleza, la transformación y la libertad. En muchas culturas es considerada un puente entre el mundo de los mortales y el sobrenatural.

Las Nahuas (pueblo nativo de América Central) dicen que si quieres desear felicidad díselo a una mariposa y libérela. Se elevará al más grande de los cielos con tu deseo será concedido en agradecimiento por su libertad.

Una mariposa pasa de arrastrarse en la tierra a tocar el cielo – ligera y bañada en luz. La verdad es que al final simboliza, de alguna forma, el deseo y el propósito de nuestras propias vidas – al final todos luchamos por ser mariposas, por elevar y tocar el cielo.